Espere un momento por favor. Esta accediendo a Baquia con sus credenciales de Facebook

Restricciones al uso de Internet en las empresas

Publicado por en
  • Tamaño de fuente: Mayor Menor
  • Visitas: 3183
  • 0 Comentarios
  • Suscribirse a las actualizaciones
  • Imprimir

Las restricciones al uso personal de Internet y el correo electrónico en el puesto de trabajo se encuentran bastante extendidas tanto entre las empresas europeas como en las norteamericanas; en España, las políticas de control son menos rigurosas que en la media europea. El abaratamiento del software, por encima de motivos relacionados con la productividad de los trabajadores o los códigos de comportamiento, ha propiciado a menudo que se extiendan estas prácticas en las empresas..

La situación en Europa

En Europa, según los datos de Datamonitor, el 59% de las empresas controla el uso de Internet por parte de sus empleados, el 40% de ellas de manera regular y el 23% esporádicamente. El 41% restante no ejerce ningún tipo de control directo, aunque la mitad de éstas sustituyen la vigilancia directa por la instalación de algún tipo de software que limita la navegación.

El caso del Reino Unido es un ejemplo significativo del riguroso control que las empresas imponen a sus empleados a la hora de utilizar la Red: dos tercios de las empresas controlan de alguna forma el uso de Internet de los trabajadores (especialmente en las empresas con más de 2.500 empleados). El control también es alto en el uso del correo electrónico, ya que el 43% de las empresas vigila que no se haga un uso inadecuado de éste, y el 65% controla el contenido de los mensajes entrantes.

Además, el 75% de las empresas británicas impone una política de uso de la Red, que contiene normas sobre el uso de Internet y el correo electrónico, y sanciones para el caso de incumplimiento de tales normas. Un 25% de las empresas contempla la posibilidad del despido por incumplimiento de dichas normas, siendo los sectores financiero y de bienes de consumo los más proclives a implementar estas políticas de uso, y el de Nuevas Tecnologías el menos propenso.

En España, las políticas de control son menos rigurosas que en la media europea: a comienzos de 2002, entre en las empresas con una facturación superior a los 18 millones de euros, casi la mitad (el 46%) imponía algún tipo de restricción a sus empleados. De éstas, un 23% impone restricciones al uso de Internet, un 2% al correo electrónico y un 21% a ambos. En el 54% restante no se ejerce ningún tipo de supervisión.

La situación en los Estados Unidos

En los Estados Unidos, los trabajadores dedican una media de 8,3 horas semanales a navegar por sitios no relacionados con la actividad laboral, según una investigación de Harris Interactive. Las categorías que los empleados tienen más tendencia a visitar por motivos personales son las de compras (24%), noticias (23%), pornografía (18%), apuestas (8%) y subastas (6%).

  • Muchas empresas bloquean el acceso a este tipo de sitios: el 78% lo hace a los sitios pornográficos, el 47% a los de apuestas, el 20% a sitios de compras subastas y el 4% a los de noticias.
  • Ello se deriva de que el 78% de la empresas cuenta con una política de uso de Internet, por un 22% que no dispone de ésta. Además, el 36% utiliza software para controlar el uso de la Red por los empleados.
  • El 54% de las empresas ha reprendido o utilizado medidas de disciplina en alguna ocasión con alguno de sus empleados por el uso inadecuado de la Red, mientras que el 19% ha llegado a despedir trabajadores por este motivo.


Según una investigación de Privacy Foundation, en el año 2001 un 35% de los trabajadores estadounidenses con acceso a Internet soportaba algún tipo de control sobre el uso de Internet y el correo electrónico en la empresa. El porcentaje estimado en todo el mundo fue del 27%.

  • Entre las empresas que controlan el uso de la Red por sus trabajadores, un 44% controla el uso de correo electrónico, y un 56% el uso de Internet.
  • En las grandes empresas estadounidenses es más frecuente el control, que se efectúa en el 77% de los casos.

El mayor control que se ejerce en las empresas norteamericanas se traduce en un mayor gasto en los productos de software destinados a este fin. Así, Estados Unidos y Canadá acapararon el 60% de la facturación de este tipo de software. Las ventas mundiales de software para el control de la navegación ascendieron en 2001 a 140 millones de dólares, lo que representa un gasto de 5,2 dólares por empleado bajo control al año.

Es precisamente el abaratamiento del software, por encima de motivos relacionados con la productividad de los trabajadores o los códigos de comportamiento, el que ha propiciado que se extiendan estas prácticas en las empresas, según Privacy Foundation.

Las fuentes consultadas para la elaboración de este informe aparecen mencionadas como "Otras fuentes"

Temas relacionados:
  • Harris Interactive
  • IESE
  • The Work Foundation
  • Privacy Foundation
  • 0

    Comentarios

    • No hay comentarios por el momento. Se el primero en enviar un comentario.

    Deja tu comentario

    Invitado Jueves, 31 Julio 2014

    Calendario de Posts

    Loading ...

    Últimos comentarios

    Con los juegos pasa como con el cine/series. Los "expertos" (la llamada crítica) suele realizar sus ...
    Deberíamos tomar nota, porque cada vez accedemos más a internet desde el móvil y muchísimas páginas ...
    Gracias Manuel. Al hilo de la publicación de este post me ha escrito otro blogger con otra visión qu...
    Muy interesante este artículo Javier, además de que desconocía por completo la historia jejeje, acos...
    De acuerdo contigo Rodolfo, si hay dos verdades hoy en día (además de las que ya enunciara Einstein)...

    Bloggers más activos

    Redacción de Baquía
    25477 post(s)
    ...
    Rodolfo Carpintier
    3910 post(s)
    Llevo más de 30 años online. Primero utilizando Co...
    Alba Barrera
    154 post(s)
    ...
    Manuel Daza
    99 post(s)
    Soy un apasionado de la tecnología y de los negoci...
    Javier Lorente
    28 post(s)
    Soy Ingeniero de Teleco reconvertido, apasionado d...