BAQUIA

BowieNet: el internet que imaginó David Bowie

La triste notica que sacudió ayer al mundo de la música y el espectáculo tras la muerte de David Bowie supuso un duro golpe para los seguidores del artista. El cantaste quiso llevar en silencio su enfermedad y solo las personas más cercanas conocían la gravedad de la situación. No obstante, tuvo la oportunidad de dejar su último legado con la publicación de un nuevo álbum, el cual ha sido recibido con los brazos abiertos por la comunidad musical.

BowieNet: el internet que se imaginó David Bowie

En el curriculum de David Bowie, además de su trabajo sonoro, podemos encontrar diferentes participaciones en la cultura general. Mítico es su trabajo en la película de 1986 ‘Dentro del laberinto’, además de participar como actor en otros filmes como la secuela de la serie ‘Twin Peaks’, ‘Twin Peaks: fuego camina conmigo’; ‘Zoolander’ o ‘El truco final (El prestigio)’, donde interpretó a Nikola Tesla.

BowieNet: así imaginó David Bowie internet en los 90

No contento con todo ello, Bowie vio además en internet una plataforma perfecta para compartir su música y crear una comunidad de fans mucho antes de que se popularizara las redes sociales y los servicios en streaming como FacebookSpotify o Apple Music. El problema con el que se encontró es que fue demasiado pronto. La red todavía no estaba preparada para ello, y BowieNet, como se llamó el servicio lanzado por el artista, tuvo serios problemas a la hora de emitir el contenido, sobre todo cuando este era en directo.

La plataforma musical de Bowie, nacida el 1 de septiembre de 1998, ofrecía un completo acceso a internet en el que los usuarios podían visitar una página exclusiva del artista. Comenzó en Estados Unidos brindando fotografías, vídeos y entrevistas; además de una completa biografía, salas de chat (muy populares por aquel entonces), un blog y noticias sobre la actualidad del propio artista. Asimismo, los fans también disponían de 5 megabytes para crear su página web y un correo electrónico con el dominio ‘davidbowie.com’. A los pocos meses de iniciar su servicio en EE. UU., se expandió al resto del mundo, aunque eso sí, cualquiera que quisiera apuntarse tenía que abonar una cuota mensual de 19,95 dólares.

BowieNet intentó además retransmitir conciertos mediante streaming gracias a las incipientes, por aquel entonces, tecnologías Flash y RealAudio, pero la experiencia fue un rotundo fracaso. Los servidores pronto se saturaron con las primeras visitas. Los usuarios más afortunados pudieron ver algún fotograma suelto, pero la mayoría de ellos tan solo vieron aparecer múltiples mensajes de error.

La tecnología le jugó una mala pasada a David Bowie en los 90 y su idea fue aprovechada más adelante por otros. De hecho, los servicios que ofrecen música o vídeos por streaming y las redes sociales donde los artistas se comunican diariamente con sus fieles son altamente populares en el día a día actual de internet. En definitiva, Bowie se adelantó a su tiempo.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos



Comentarios