BAQUIA

Eurocloud Spain creará un sello de homologación para proveedores de nube

proveedores de nube

Desde la revocación del acuerdo ‘Safe Harbor’ o Puerto Seguro por parte del Tribunal de Justicia Europeo, son muchos los usuarios, particulares y profesionales, que afrontan con incertidumbre el futuro de la información que tienen almacenada en proveedores de servicios en nube de origen no europeo.

Ante este hecho, Francisco J. González, presidente de la rama española de la Asociación Europea de Cloud Computing, EuroCloud Spain, insiste en transmitir “tranquilidad” a los usuarios de estos servicios y anuncia en primicia para Baquia, que están trabajando en el diseño de un contrato estandarizo acorde a los términos que estipulan las normas europeas de protección de datos al que las empresas proveedoras de servicios puedan adherirse voluntariamente.

“Algo parecido a la autorregulación” indica González, que sin embargo no aspira a convertirse en ley, pero sí que actuaría como un “acuerdo de términos de contratación” que ofrecerán las empresas a sus clientes y que dará garantías al usuario.

Un sello de homologación respaldado por Eurocloud, cuyos puntos se detallarán en la web de la asociación de forma clara y en lenguaje inteligible para el común de los usuarios en el que, por ejemplo, se especificará que el proveedor facilitará el contenido al cliente cuando este lo solicite si desea cambiar de nube o marcará en cuánto tiempo se le facilitarán sus datos si son requeridos.

Eurocloud actuará así como “entidad de mediación”. “Cuando un usuario tenga un problema con algún proveedor que se adhiera a estos servicios de contratación podrá recurrir a nosotros”, aclara González.

La nube sigue siendo segura

El antes y el después de la anulación del ‘Puerto Seguro’, de momento no supone un gran cambio en términos de seguridad para el usuario –si es que antes estaban garantizados la protección de los datos del usuario. ‘Safe Harbour’ lo que hacía era asumir una presunción de que lo que se estaba salvando en un data center fuera de la UE cumplía con las mismas garantías que los almacenes con sede en Europa.

Para el presidente de EuroCloud en España, “Safe harbour era sólo uno de los mecanismo que teníamos para almacenar información fuera del país, pero sigue habiendo otros, que son perfectamente legales”.

Por tanto, el mensaje desde la asociación es que “haya calma”. En España, la AEPD (Agencia Española de Protección de Datos), cuenta con otros mecanismos de garantía. No sólo ella, sino sus homólogas europeas “están inmersas en un arduo debate en torno al cloud en el Consejo de Europa y están hablando con las grandes empresas proveedoras de servicios en la nube, sobre todo con las americanas: Amazon, Google, Microsoft y SoftLayer, que son los más afectadas”, explica González.

Algunas de ellas, como Microsoft, se apresuraron a mover ficha para tranquilizar a sus clientes. El gigante del software anunciaba a comienzos del pasado noviembre que abrirá dos centros en Alemania gestionados por Deutsche Telekom, que será la encargada de la custodia de los datos de los clientes de Microsoft.

Lo cierto es que esta adaptación les va a pasar factura (económica) a los actores del cloud computing. Una encuesta de la Asociación de Marketing Directo (DMA por sus siglas en inglés) de la que se hacía eco Eleconomista, realizada en Reino Unido a compañías como Barclays o Sky, agencias de marketing y proveedores, demostraba que la búsqueda de alternativas al Puerto Seguro está costando al 18% de las empresas una cantidad que oscila entre 74.000 y 150.000 dólares. Mientras que a un 63% les está suponiendo menores costes ya que gastan una cuantía de 15.000 dólares.

Tal y como recuerda González, habrá que esperar al próximo 29 de enero que es el día límite establecido para la adaptación a las nuevas reglas del juego de una de las industrias más prometedoras del panorama tecnológico como es el cloud computing y su intersección con el big data y los derechos digitales de los usuarios.

 


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos



Comentarios