BAQUIA

Apple vs FBI

El FBI encuentra cómo hackear el iPhone de San Bernardino

Tim Cook “Tenemos que decidir como nación cuánto poder debe tener el gobierno sobre nuestros datos y sobre nuestra privacidad”

Tim Cook, keynote

Tim Cook durante la keynote de Apple , el pasado 21 de marzo.

La vista oral sobre el teléfono propiedad de uno de los supuestos autores de la matanza de San Bernardino, clave en la investigación para condenar a los acusados, ha sido finalmente pospuesta a petición del FBI alegando que podría tener la llave para acceder al teléfono al encontrar la forma de hackear el iPhone 5C de la discordia.

La oposición de Apple a crear un sistema de acceso que evada la seguridad ‘por defecto’ con la que cuentan los dispositivos de la compañía era hasta ahora el principal impedimento en la acusación de la oficina federal, pero en un movimiento estratégico de última hora, el FBI ha solicitado un aplazamiento anunciando que cuenta con la colaboración de “un tercero” que podría garantizar el hackeo del iPhone.

El Departamento de Justicia usará a este tercer actor, sin identificar, para acceder a la información del teléfono; mientras Apple niega conocer quién es esta persona o empresa, ni qué tipo de sabotaje al cifrado de iOS podría haber logrado.

Tan sólo unas horas antes, durante la keynote en la que se presentaron las últimas novedades de la manzana mordida, su CEO, Tim Cook, negaba categóricamente que fueran a colaborar en este complicado caso, en el que lo que está en juego es el equilibrio entre la privacidad de los usuarios y el control por parte de gobierno y autoridades.

En una comunicación con prensa extranjera que recoge Engadget, los abogados de Apple que llevan este caso indicaron que reclamarán hablar con quienquiera que está facilitando el hackeo y valorarán el grado de vulnerabilidad que supondrá si el gobierno persiste en mantener el caso abierto.

Tenemos que decidir como nación cuánto poder debe tener el gobierno sobre nuestros datos y sobre nuestra privacidad

“No esperábamos vernos en esta posición –en desacuerdo con nuestro propio gobierno”, espetó Cook. Apple insiste en que de verse obligados a diseñar ese software que solicitan las autoridades, se pondrían en jaque todos los demás iPhone del mundo, sentando un precedente legal que reformaría los límites de aplicación de la ley y el papel de Silicon Valley como colaborador en las prácticas de vigilancia del gobierno.

Creemos firmemente que tenemos la responsabilidad de proteger vuestros datos y vuestra privacidad. Se lo debemos a nuestros consumidores y se lo debemos a nuestro país; es un asunto que nos atañe a todos nosotros y no vamos a rehuir de nuestra responsabilidad “


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios