BAQUIA

Vehículos eléctricos

¿Son las recargas eléctricas tan económicas como asegura Tesla?

El Model S de Tesla tiene un alto coste de carga eléctrica.

El mercado español parece estar acogiendo de buen agrado la alternativa verde al tradicional sistema de automoción, según datos de ANFAC (Asociación Española de Fabricantes de Automóviles Turismos y Camiones) el mes de enero arrancó con un incremento del 195% en ventas de vehículos eléctricos con respecto a 2015. Una de las principales motivaciones de los usuarios al optar por estos modelos es que, pese a la mayor inversión inicial, las recargas eléctricas salen más baratas frente al ‘lleno por favor’ en la gasolinera. Pero ¿son las recargas eléctricas tan económicas como aseguran los fabricantes?

Eso es lo que se ha preguntado el colaborador de Forbes, Chuck Jones, al poner a prueba el verdadero coste de recarga del Tesla Model S, uno de los modelos de la automovilística estadounidense especializada en vehículos eléctricos más populares en las calles del estado de Carolina del Norte (EE.UU), y que en España es aún un gran desconocido –en 2014 apenas se matricularon 7 unidades de este modelo en nuestro país.

Tomando como referencia el precio medio de recarga de un tanque (gasolina o diésel) en dicho estado durante la semana del 22 de febrero, se ha puesto en comparación con las estimaciones que permite realizar la calculadora en la propia página web de la compañía.

Los cálculos han sido realizados sobre una valoración de conducción cercana a los 65 kilómetros diarios que junto a un coste medio de gasolina situado en 0,60 dólares el litro situaría en 3,60 dólares el consumo diario.

La conclusión a la que ha llegado Jones, es que la carga eléctrica tendría un mayor costo ya que se pone en perspectiva la idea de que las operadoras energéticas ofrecen diferentes niveles de coste por kilovatio consumido en función de la potencia requerida y que, en este caso, se tendría que adoptar el nivel más alto.

El estudio se realizó con los datos del estado de California donde una gran flota de estos vehículos se encuentra en funcionamiento y cuyo coste de recargar un Model S para la citada distancia (65 kilómetros) podría llegar a ser de 6,17 dólares, casi el doble.

Hay que tener en cuenta que uno de los principales motivos de estos resultados es el actual precio del combustible, en valores mínimos históricos. Por ello, Jones no descarta que en el futuro, cuando se estabilice dicho precio, la diferencia entre la carga eléctrica de un Model S y llenar un depósito de gasolina similar debería reducirse.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos



Comentarios