BAQUIA

Samsung complica la reparación del Galaxy S7

La reparación del Galaxy S7, casi imposible.

Samsung Galaxy S7, imagen propiedad de TechStage

El nuevo teléfono de Samsung puede hacer las delicias de los usuarios debido a sus grandes características. Sin embargo, en caso de sufrir una avería de hardware, es posible que la reparación del Galaxy S7 se convierta en una pesadilla.

De acuerdo a una revisión realizada por la comunidad de reparación de dispositivos iFixit, es tal el nivel de hermetismo de los componentes del teléfono que en caso de desmontaje es bastante probable que se dañen algunos de sus componentes.

Uno de los principales problemas aparece a la hora de tener que realizar alguna reparación en la circuitería o en los botones, ya que para acceder a ellos hay que desmontar por completo la pantalla OLED del teléfono, problema similar que aparece en caso de que la avería esté situada en el micrófono o el puerto USB.

“En caso de tener que reemplazar el puerto de carga del teléfono, a no ser que se cuente con habilidad de microsoldadura existen únicamente dos opciones, sacrificar los botones frontales o sustituir la pantalla por completo”, reza la publicación realizada sobre las dificultades que comprenden la reparación del Galaxy S7.

Gran parte de esta seguridad extra reside en cumplir con las necesidades que exige la certificación de resistencia al agua IP68, para la cual Samsung decidió utilizar cristal en la carcasa frontal y trasera en vez del habitual plástico duro.

Esta hermeticidad afectará sobre todo tanto a las compañías externas a Samsung especializadas en la reparación de estos dispositivos, así como a los propios usuarios que en cierto momento tendrán que decidir si prescindir de alguna característica para reparar una avería o realizar una sustitución de varios componentes clave.

El acoplamiento de componentes y sellado de sus conexiones es una práctica que cada vez se está volviendo más habitual entre los fabricantes de dispositivos móviles como Apple con su iPhone 6S o los últimos modelos de Sony Xperia.

Para los usuarios esto puede suponer un drama ya que una vez finalizada la garantía tendrán que afrontar altos costes a la hora de realizar reparaciones en su dispositivo o, directamente, adquirir uno nuevo.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios