BAQUIA

Electrónica de origen biológico

¿Pueden crecer los iPhone en un árbol? Responde la nanobiofísica

arbol_hojas

El campo de la biología sintética, capaz de generar diversos materiales tecnológicos, se encuentra en pleno desarrollo y sus posibilidades son quasi infinitas pero, ¿conseguirá que los iPhone crezcan de los árboles? El responsable de semejante reto es el doctor Chris Forman, nanobiofísico de la Universidad de Cambridge, quien dará respuesta a esta inverosímil cuestión durante el próximo Festival de Ciencias de Cambridge.

“Mediante los procesos biológicos actuales se podrán programar células que produzcan cualquier material necesario de una manera sostenible” explica Forman en una entrevista previa a su ponencia en el festival con la web británica TheMemo.

A día de hoy, múltiples materiales son desarrollados en los laboratorios de investigación para la creación de medicamentos. Esto ha de evolucionar hacia la gestación de materiales de construcción y a largo plazo, componentes electrónicos. “Una vez se dé la existencia de componentes análogos a los utilizados en la construcción de un iPod será viable el desarrollo de dispositivos totalmente funcionales por este método”, asegura Forman.

Con la implementación de procesos biológicos en la producción de este tipo de materiales y dispositivos se perderá la dependencia de diseños ajenos. Tal y como afirma el nanobiofísico, “tendremos el control de los materiales que nos rodean para hacer cualquier dispositivo necesario”.

La aplicación de este tipo de procesos de biología sintética a su vez jugarán también un papel determinante en la sostenibilidad del ecosistema. “La biología es brillante en cuanto a reciclaje se refiere, algo que necesitamos para eliminar productos como el dióxido de carbono u otros gases que aumenten el efecto invernadero”, comenta Forman, junto a la sugerencia de reformular la gestión económica en la producción de componentes electrónicos.

La creación de dispositivos con este tipo de procesos será más barato y no dañará el entorno por lo que será beneficioso para todos.

Tecnología y naturaleza encontrarán una nueva armonía si los usuarios pagan por proteger el entorno junto al coste de sus productos, al pasar el cobro de las tasas de las compañías productoras a los clientes”.

La que parece que será siguiente evolución de la creación de componentes electrónicos de manera biológica es la utilizada en humanos, de acuerdo con la teoría de Forman, “los implantes médicos o prótesis son dos de los principales ejemplos de uso de esta tecnología”.

Para el doctor en nanobiofísica “es una cuestión de devolución de poder”.  En caso de que llegue a implementarse la futura sincronización de la evolución biológica con Internet, incluso “será posible para cualquier persona acceder a la manera en la que pueda crear sus propios alimentos vegetales”.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos



Comentarios