BAQUIA

El negocio de la ciberseguridad alcanza los 600 millones de euros en facturación

La facturación de las empresas españolas del subsector de la ciberseguridad estuvo próxima a los 600 milllones de euros, según recoge el informe de “Caracterización del subsector y el mercado de la ciberseguridad”, realizado por el Observatorio Nacional de las Telecomunicaciones y de la Sociedad de la Información (ONTSI), del Ministerio de Industria, Energía y Turismo, en colaboración con el Instituto Nacional de Ciberseguridad (INCIBE).

El número de empresas activas en este subsector alcanzaba en 2014 la cifra de 533, en su mayoría incluidas en las ramas de actividades informáticas. Estas empresas daban trabajo a 5808 personas, y prácticamente la totalidad del empleo (99,5 %) se concentraba en las del sector TIC:

En cuanto a la facturación total del subsector, esta era de 598,2 millones de euros. La mayor parte de los ingresos (el 98,9 %), aportados por las empresas que pertenecen al sector TIC, principalmente empresas que ofrecen servicios relacionados con las tecnologías de la información y la informática (35 %), la consultoría informática (28 %) y la programación informática (23 %).

Por otra parte, la inversión en ciberseguridad ascendía a 79 millones de euros. Y en este caso, también, su distribución situaba a las empresas pertenecientes al sector de Servicios TIC como las que mayor inversión han llevado a cabo, con 77,8 millones de euros y un peso sobre el total del 98,5 %.

Respecto de los bienes de ciberseguridad y confianza digital, cabe destacar la comercialización de herramientas de cortafuegos (firewall), con un total de ventas de 41,9 millones de euros, y las soluciones de antimalware y antifraude, con una facturación de 33,3 y 29,1 millones de euros respectivamente.

En cuanto a los servicios, destacan los relativos a la externalización de los servicios de ciberseguridad, con 55,6 millones de euros. Le siguen en importancia los servicios de continuidad y contingencia de negocio (20,2 millones de euros) y otros servicios de ciberseguridad y confianza digital (18,9 millones de euros).

Freemium como nuevo modelo de negocio

La creciente demanda en prácticamente todos los sectores empresariales y en la Administración Pública de productos de ciberseguridad, trae consigo una configuración del subsector caracterizada por la aparición de una serie de agentes con productos y modelos de negocio diferenciados. Entre ellos se incluyen las empresas de servicios especializados que ofrecen soluciones integrales de ciberseguridad, de ciberdefensa – protección de información crítica y la integridad de los servicios públicos- para las Administraciones Públicas o a medida para sectores privados concretos. Es de reseñar también el potencial de las startups dedicadas a seguridad y el cambio que están experimentando empresas sin relación tradicional con el subsector que incluyen en su oferta servicios relacionados con el mismo.

Las empresas españolas sufrieron el año pasado un 200 % más de incidentes de ciberseguridad que en 2014

El número de incidentes registrados en las empresas españolas hasta noviembre de 2015 (39.985), se incrementó un 200 % en relación al año anterior, según los datos facilitados por el CERT de Seguridad e Industria de INCIBE que recoge el informe. En el caso de las infraestructuras críticas –que proporcionan servicios esenciales a la sociedad, como abastecimiento de energía, agua, entidades financieras o empresas de telecomunicaciones- el número de incidentes fue de 111, lo que supone un incremento del 71 %. Sin embargo, el aumento en los incidentes en el resto de entidades fue sustancialmente mayor, en concreto, se triplicó, pasando 13.236 en 2014, a 39.874 en noviembre de 2015

Atendiendo a la tipología de incidentes, los más frecuentes son los relacionados con el acceso indebido y la intrusión tanto en infraestructuras críticas (49) como en las que no lo son (12.859). Se contemplan dentro de esta categoría el acceso a cuentas privilegiadas y no privilegiadas o la desfiguración del servidor web en cuanto a cambio de apariencia. Les siguen, por cantidad, los incidentes catalogados como contenido malicioso, habiéndose registrado 31 en las infraestructuras críticas y 12.186 en el resto, donde también se detectó un elevado número de ataques relacionados con fraudes (11.782).

En cuanto a las soluciones de ciberseguridad adoptadas por las empresas destacan la autenticación mediante contraseña segura -implantada en más de la mitad (61,8%)- y la realización de copia de seguridad de los datos (43,5 %).

La ciberseguridad factura en 75.000 millones de dólares en el pasado año.

El spam es el terror de los smartphones

El número de incidentes sufridos por los ciudadanos, según los datos facilitados por el INCIBE, hasta noviembre de 2015, alcanza la cifra de 2560, habiéndose incrementado este número, con respecto al año anterior, un 79,9 %. Los incidentes con criticidad alta son los más numerosos (1772) y, atendiendo a su tipología, destacan los relacionados con contenido malicioso (1494) y con el fraude (594).

En el año 2015, se redujo un 4 % relación al año anterior el porcentaje de personas (77,4 %) que utilizan cualquier tipo de software de seguridad de TI o herramienta (antivirus, anti-spam, firewall, etc.), con el fin de proteger datos privados y el ordenador personal.

La información personal de alto valor, en peligro

El informe también recoge datos relativos a la evolución de los incidentes en ciberseguridad experimentados por las Administraciones Públicas, en este sentido, en 2014 se detectaron 12.916 incidentes, lo que supone un incremento del 78 % en relación al ejercicio anterior (inferior al incremento del 82 % experimentado entre 2012 y 2013).

El 11 % de los incidentes registrados fueron catalogados con criticidad entre muy alta y crítica –afectaron a los sistemas de la organización y a su información sensible–. Destacan los incrementos experimentados en relación al año anterior por los incidentes de criticidad alta (405 %) y crítica (247 %).

El principal objetivo de los ciberataques es el robo de información de alto valor, que permite al atacante una mejora de su situación geopolítica o económica o como forma de negocio para grupos perfectamente organizados que subastan la información conseguida al mejor postor.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios