Un nuevo ransomware se disfraza de Office 365

Una nueva campaña de concienciación avisa de una gran cantidad de correos electrónicos fraudulentos disfrazados de spam que contienen ransomware y pueden cifrar los archivos del ordenador.

La ciberseguridad factura en 75.000 millones de dólares en el pasado año.

Un nuevo ransomware oculto en archivos de correos desconocidos ataca a las versiones de Microsoft Office 365. Ya el año pasado la mitad de los españoles fueron víctimas de este tipo de ataques, que solicitaban unos rescates contabilizados en pérdidas de 140 euros de media por víctima.

Ahora, ante la inminente amenaza, varias empresas empiezan a desarrollar herramientas para combatir estos virus. A estas, el Instituto Nacional de Ciberseguridad de España se ha sumado con una campaña de concienciación que explica los pasos a seguir para evitar la infección en los equipos, y las soluciones que existen para recuperar los archivos robados por los extorsionadores.

Las recomendaciones que explican son algunas como: no abrir correos electrónicos de usuarios desconocidos y eliminarlos directamente, y por supuesto, jamás contestar a estos correos. Además recomiendan que el usuario tenga bastante precaución al meterse en los enlaces de los correos aunque sean contactos conocidos, así como descargar ficheros adjuntos, ya que el contacto puede sufrir el malware y propagar la infección.

Para solucionar una infección el INCE sugiere “utilizar cualquier antivirus o antivirus autoarrancable actualizado, pero dependiendo de la importancia de los datos perdidos y si se va a realizar denuncia, es recomendable realizar un clonado previo de los discos (copia de la información del disco duro en otro soporte) ya que se podrían eliminar archivos que pudiesen ser necesarios para una investigación”.

A su vez recomiendan que el usuario contactar con el departamento de soporte técnico de la compañía con la que tenga la licencia del antivirus, y que por precaución, el usuario tenga varias copias de seguridad en otros dispositivos USB, discos duros externos o incluso en la nube.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios