BAQUIA

El FBI clasifica una vulnerabilidad de Tor como “seguridad nacional”

El FBI ha conseguido descubrir la identidad de varios usuarios de la network Tor, conocida como una de las mejores herramientas para aumentar la privacidad en la red, y se niega a compartir la información del acceso solicitando su clasificación como “seguridad nacional” para evitar que pueda ser solventada.

fbi - iPhone de San Bernardino

Varias vulnerabilidades en el sistema operativo de Tor y algunas partes de su código han sido utilizadas para identificar a usuarios anónimos de la network relacionados con delitos de pornografía. Sin embargo, la agencia federal se ha negado a facilitar la información sobre esta brecha de seguridad en el navegador anónimo, y lo ha hecho presentando un escrito a través del Abogado del Estado de Virginia, en respuesta a la solicitud del abogado del acusado de pornografía infantil.

Mozilla, responsable del navegador Firefox sobre le que se basa Tor, temiendo que la vulnerabilidad pudiera afectar también a sus usuarios, había solicitado información sobre el acceso de los federales, quienes se han negado a ello clasificando esa información como interés de seguridad nacional. El FBI se encuentra esperando la aprobación formal para conseguir los códigos de Tor.

En febrero de 2015, la agencia tomó el control de la página Playpen, web con pornografía infantil, y el FBI hackeó Tor para adquirir las direcciones IPs de los usuarios de esta Infranet. Con esto consiguieron arrestar a varios usuarios y les acusaron de pedofilia.

Nuestra solución mejora significativamente la seguridad de direcciones estándar aleatorias, como usan Firefox y otros buscadores.

Los creadores de Tor, por su parte, han reforzado la seguridad de su programa, juntándose con expertos en seguridad para proteger a sus usuarios con técnicas antihackeo, tal como recoge la publicación Motherboard.

Los creadores de Tor mostrarán su informe en el simposio de tecnologías sobre la mejora de la privacidad en Darmstadt, Alemania este mes de julio.

La agencias de la ley norteamericanas ya han pedido ayuda a la hora de desarrollar un malware capaz de capturar terroristas y otros criminales, mientras desde Tor siguen trabajando en mantener a salvo su código de agujeros que puedan poner en riesgo su servicio de anonimato ideado para proteger a los usuarios de prácticas abusivas de vigilancia por parte de terceros.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios