BAQUIA

Habla Cracka, el hacker que ataca a los directores de las agencias de inteligencia

La cuenta de correo personal del director de la Agencia Nacional de Inteligencia de Estados Unidos, James Clapper, habría sido atacada por el mismo hacker que accedió a la cuenta del director de la CIA

Director de la Agencia Nacional de Inteligencia de Estados Unidos.

El director de la Agencia Nacional de Inteligencia de Estados Unidos ve comprometida su cuenta personal de correo electrónico.

No aprenden. Si en octubre era el director de la CIA, John Brennan, el que veía comprometida su cuenta personal de correo electrónico ahora es el turno del director de la Agencia Nacional de Inteligencia, James Clapper el que se ve en la misma situación.

En poco más de tres meses, dos de los más altos cargos en las agencias de inteligencia norteamericanas han sido víctimas de un pirata informático que actúa bajo el pseudónimo de Cracka, el hacker adolescente perteneciente al grupo Crackers With Attitude (CWA).

Junto a la cuenta personal de correo electrónico de Clapper, el hacker podría haber logrado también acceso a la de su mujer.  En unas declaraciones publicadas por el medio digital Motherboard, el hacker asegura que fue capaz incluso de redirigir las llamadas entrantes al teléfono personal del afectado hacia el número de ‘Free Palestine Movement’, organización de defensa por el movimiento palestino.

Consultado a un experto en seguridad por el mismo medio, Michael Adams, antiguo componente de un comando de operaciones especiales estadounidense tachaba de “locura” el hecho de que un director de la Agencia de Nacional de Inteligencia vea su información personal expuesta.

Como ya ocurriera en el caso de Brennan, las autoridades encargadas de la investigación del caso creen que esta brecha fue encontrada mediante ingeniería social en la que los hackers intentan suplantar la identidad de sus víctimas para recolectar información clave de los servicios de atención al cliente de sus proveedores de telefonía o correo electrónico.

Otro factor de controversia aparece sobre la temporalidad del conocimiento del ‘ataque’ pues el hacker asegura que las autoridades desconocían su existencia mientras que un portavoz de la agencia nacional de inteligencia, Brian Hale, ha asegurado que antes de que se publicara esta información ya habían abierto una investigación al respecto.

A diferencia del caso que afectó a Brennan, en esta ocasión el material de Clapper extraído por el intruso no ha visto la luz por lo que se desconoce la sensibilidad de la información que podría albergar en su cuenta personal de correo electrónico.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios