Solo el 22% de los directivos españoles reconoce estar preparado ante un ciberataque

A pesar de que en los últimos meses, muchas empresas y países han sido víctimas de ciberataques de gran repercusión, el porcentaje de CEOs a escala global que admiten estar totalmente preparados para responder ante un ciberataque ha aumentado hasta el 42% respecto al 25% que así lo consideraba el pasado año. No obstante, esta mejora no se ha sentido de igual forma en España, donde los que creen estar totalmente preparados para un ciberataque representan aún un 22% (20% en 2016).

III Edición del Informe Global CEO Outlook de KPMG

De la misma forma, más de la mitad (57% a nivel global y 78% en España) dicen que sus empresas solo están parcialmente cubiertas ante este reto. Esto se desprende de la tercera edición del informe Global CEO Outlook elaborado por KPMG. Para Marc Martinez, socio responsable de Ciberseguridad de la compañía en España, “los CEOs tienden a tener hoy más que nunca una mejor comprensión de las ciberamenzas, sin embargo muchos de ellos aún no tienen una consideración adecuada del riesgo como para poder manejarlo”. De hecho, añade que “muchas compañías hacen demasiado hincapié en la prevención de un ataque en vez de disponer de un sistema que les permita actuar con rapidez en el caso de ser atacados”.

 

III Edición del Informe Global CEO Outlook de KPMG

Por otra parte, en el Informe destaca se de que casi un 90% de los CEOs a nivel mundial considera que sus compañías están de algún modo preparadas para afrontar un ciberataque ransomware (el 44% se siente completamente preparado frente al 28% de los primeros ejecutivos españoles). A pesar de que los primeros ejecutivos piensan que están realizando progresos en esta materia, la necesidad por aumentar la vigilancia es aún alta.

Algunas empresas apuestan cada vez más por aumentar el nivel de compromiso de los primeros ejecutivos en la gestión de las ciberamenazas. En este sentido, la exigencia por mantener un rol más activo por parte de los CEOs en materias de ciberseguridad crece. Así, 7 de cada 10 CEOs a nivel mundial se sienten cómodos con la idea de que mitigar una posible ciberamenaza forme parte de sus responsabilidades. Cifra que disminuye en el caso de España hasta poco más de la mitad (54%) de los primeros ejecutivos encuestados.

Innovación
Según se pone de manifiesto en el Informe, los CEOs son conscientes de que han de comprobar mejor si sus inversiones frente a esta amenaza están alcanzando los resultados que se desean. El 66% de los primeros ejecutivos encuestados planea incrementar su inversión en ciberseguridad (46% en España) en los próximos tres años, mientras que 4 de cada 10 consideran (tanto a nivel global como en nuestro país) que se ha de sofisticar el seguimiento de dichas inversiones. En cualquier caso, casi 7 de cada 10 primeros ejecutivos de las empresas españolas (68%) encuentran la inversión en ciberseguridad como un flujo de ingresos y una oportunidad para la innovación en vez de contabilizarlo como un coste general.

Dependiendo del sector, los cibercriminales pueden causar diferentes daños. Mientras que el sistema sanitario podría verse afectado por la cantidad de información sensible que maneja, el de la automoción podría sufrir ataques hacia los coches automáticos o las infraestructuras por sus sistemas de control digitales, pudiendo acarrear perjuicio físico sobre la población. Marc Martínez alerta de que “el sector bancario y el mercado de capitales se enfrentan a los mayores riesgos en ciberseguridad ya que el robo de identidad y dinero podría crear grandes daños en el ecosistema de servicios financieros”. “Del mismo modo, teniendo en cuenta la importancia que han adquirido los smartphones entre los consumidores y las compañías, las empresas de telecomunicaciones se encuentran, asimismo, entre los sectores más amenazados”, concluye.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios