BAQUIA

Vuelve el bug 1970 a los iPhone con más fuerza que nunca

Vuelve el bug 1970 al iPhone

Apple no para de coleccionar fallos de seguridad en los últimos meses. Los usuarios de iPhone se encuentran preocupados. La que hasta hace bien poco era una seguridad prácticamente total, ahora se ha convertido en un álbum de cromos donde se añaden cada semana varios bugs que afectan gravemente al sistema operativo iOS.

Desde la página de seguridad KrebsonSecurity se ha descubierto un nuevo fallo que trae de nuevo a un viejo conocido al todos los que usan los teléfonos de Apple temen: el famoso bug 1970 que convierte los iPhone en un caro adorno para el hogar. Además, no llega solo. Son dos las nuevas vulnerabilidades que podrían atacar los ciberdelincuentes.

Para recrear el escenario, los investigadores de la firma de seguridad han utilizado en ambos casos una conexión wifi. La primera de ellas es tan sencilla como extraño es que suceda este caso en unos terminales tan supuestamente blindados contra la seguridad. El iPhone (o el iPad) tiene una funcionalidad que permite recordar las redes wifi a las que se conecta mediante la identificación SSID, que básicamente es el nombre que identifica a la wifi cuando un dispositivo realiza una búsqueda. Incomprensiblemente, los iPhone se conectarán a un punto inseguro y posiblemente malicioso que tenga el mismo SSID que de una red conocida por el smartphone.

Es en la segunda vulnerabilidad donde nos encontramos el retorno del bug 1970. Usando también un punto de acceso wifi, los atacantes podrían destrozar los iPhone de los incautos usuarios que pasaran cerca de su alcance. Para ello habría que crear un servidor NTP (Network Time Protocol), el servicio encargado de controlar la hora y fecha de ordenadores, teléfonos y cualquier dispositivo conectado a una red, con el nombre apple.time.com. Si el iPhone se conecta a esta red wifi se le podría hacer llegar fácilmente la fatídica hora de la muerte: el 1 de enero de 1970.

La firma de seguridad ha comunicado los nuevos errores encontrados en el sistema iOS 9.3.1 a Apple, por lo que los de ingenieros de Cupertino se encontrarán trabajando en una solución. Sin embargo, la confianza de los usuarios con la seguridad de Apple ha disminuido drásticamente.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios