BAQUIA

¿Por qué las transformaciones digitales fallan?

La digitalización tiene mucho de revolución, de cambios arriesgados que cambian para siempre el negocio, y en consecuencia, no es de extrañar que muchas transformaciones digitales estén fallando o estén en peligro de fallar.

Tras analizar varios casos de transformaciones digitales (GE, Nike, Burberry, Procter & Gamble, Lego, Ford) en su última investigación para Harvard Business Review, Thomas H. Davenport, George Westerman han extraído un conjunto de lecciones aprendidas para que la transformación tenga éxito.

  • La innovación digital no es una salvación segura. Existen muchos factores, como la economía o la conveniencia de los productos que pueden afectar en el éxito de una empresa tanto o más que sus capacidades digitales.
  • Lo digital no es solo algo que se puede comprar y conectar en la organización. Es multifacético y no solo incluye tecnología. La transformación digital es un proceso continuo de cambiar la forma de hacer negocios. Requiere inversiones fundamentales en habilidades, proyectos, infraestructura y, a menudo, en la limpieza de los sistemas de TI. Requiere mezclar personas, máquinas y procesos comerciales con todo el desorden que eso conlleva. También requiere una supervisión e intervención continua, desde arriba, para garantizar que tanto los líderes digitales como los no digitales tomen buenas decisiones sobre sus acciones de transformación.
  • Es importante calibrar las inversiones digitales para la preparación de su industria, tanto de clientes como de competidores. No se lleva a cabo una iniciativa digital si no se ajusta a la estrategia de cercana y si no está programada para aportar valor.
  • El atractivo de lo digital puede llegar a ser agotador, haciendo que los directores presten demasiada atención a lo nuevo y no lo suficiente a lo viejo. Cuando las cosas no van tan bien en el negocio existente, el llamado como nuevo modelo de negocio puede volverse más poderoso de lo que debería. En el mundo digital, los directivos deben ser cautelosos ante la llamada de la innovación tecnológica. En lugar de aumentar rápidamente sería mucho mejor si las empresas realizaran un progreso constante sin cometer errores tan costosos.

En resumen,  la transformación digital es muy compleja y no vale gestionarla al margen de tu cuenta de resultados actual. Por eso no hay dos transformaciones iguales, y la convivencia de lo actual con lo nuevo es fundamental.

 


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios