BAQUIA

Uber vuelve a Madrid, de legal

uberX__

Con un escueto 〈〈 Madrid! #Uberiscomming 〉〉 en Twitter, acompañado de un enigmático vídeo de con un recorrido por las calles de la capital madrileña a bordo de uno de los coches del servicio de transporte urbano para particulares, es como ha anunciado Uber su vuelta al asfalto español.

Ningún dato más, por el momento. Pero todo apunta a que antes de que termine el mes de marzo se haga efectivo su retorno, ya que la oficina española de la multinacional que está revolucionando el concepto de movilidad en medio mundo no ha desistido nunca de sus planes de seguir en activo en nuestro país.

En noviembre del pasado año, Uber reconocía “haber cometido errores en España” y por ello anunciaba que para ajustarse a la regulación, volverían con la versión ‘regularizada’ de sus servicio, Uber X, la cual exige a sus conductores licencias VTC como base de su modelo de transporte. Este pequeño matiz, que difiere de UberPOP en el que cualquier particular puede ejercer de conductor urbano con su automóvil, pone a la compañía al mismo nivel de competencia de otras plataformas como Cabify, que frente a litigios similares con el sector del taxi, no ha tenido por el momento que rescindir sus servicios.

 

Tal y como ya informaron, la filial española que dirige Carlos Lloret, director de Uber para Europa del Sur, comenzó a pedir a sus conductores una licencia válida con información personal sobre el solicitante (inclusive un documento de antecedentes penales), además del justificante del mantenimiento del vehículo y de la póliza de seguro.

La guerra con el sector del taxi

Uber se vio obligado a cancelar sus servicios en España después de que el 31 de diciembre de 2014 un juzgado madrileño ordenara el cese de la actividad y su prohibición en todo el territorio nacional tras la denuncia del colectivo de taxistas de la capital por competencia desleal. El juicio, sin resolución definitiva, sí determinó el cese de sus operaciones como medida cautelar.

Una decisión que no se repitió en el caso de Cabify tras la demanda de la Federación del Taxi Profesional o de BlaBlaCar por el litigio judicial interpuesto desde la patronal de autobuses interurbanos Confebús.

Para todos los sectores envueltos, lo que está claro es que hay una gran necesidad de regulación por parte del gobierno, si bien desde el máximo órgano regulador de la competencia, CNMC, abogan por una amplia liberalización del sector del transporte regulado y por una flexibilización (a la par que homogeneización) en la concesión de licencias VTC en el territorio español.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios