BAQUIA

10 años de trabajo para leer y escribir e-mails

De media, podríamos decir que pasamos 8 horas durmiendo, otras tantas trabajando, unas 2 horas viendo la televisión… y así hasta completar las 24 horas que componen el día. Lo llamativo es que más de dos horas diarias se empleen en la comunicación por correo electrónico.

Es una de las conclusiones de un estudio encargado por Plantronics, que ha concluido que los ejecutivos españoles emplean más de dos horas al día, o lo que es lo mismo, un total de diez años de su vida laboral escribiendo y leyendo e-mails.

El problema de este empleo del tiempo es que los 220 altos cargos directivos que participaron en la encuesta consideran que casi la mitad de los mensajes leídos y enviados carecen de relevancia.

En concreto, los individuos encuestados afirman pasar una media de 2,68 horas al día navegando por Internet, 2,24 horas utilizando el correo electrónico y 1,49 horas en reuniones, mientras que el tiempo que pasan de media al teléfono es de 1,33 horas.

Más en profundidad, el 48,95% de los e-mails son considerados irrelevantes, mientras que el 51,05% se consideran relevantes. Asimismo, el 47,73% de los directivos encuestados opinan que las conversaciones por teléfono son más eficaces que el correo electrónico, frente a un 52,27% que se decanta por el uso de este medio.

Por último, el uso de las nuevas tecnologías es respaldado por los ejecutivos de nuestro país, ya que 7 de cada 10 personas (72,73%) opinan que el equilibrio entre su trabajo y su vida ha mejorado gracias a las nuevas herramientas de comunicación, mientras que tan sólo el 27,27% opina lo contrario.

Las conclusiones de esta encuesta se corresponden con las de un estudio llevado a cabo en el Norte de Europa por el Henley Management Collage. Dicho estudio revela un fuerte aumento del correo electrónico, señalando que cada mensaje enviado genera entre cuatro y seis e-mails más.

En la misma línea, el 43% de los directivos europeos encuestados creen que únicamente consiguen comunicarse con claridad en un 10% de los mensajes enviados.

Los ejecutivos están cuestionando el uso generalizado del correo electrónico como sustituto de las conversaciones personales o telefónicas, especialmente para gestiones internas, ya que se considera que este medio de comunicación dilata la toma de decisiones.

www.baquia.com


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios