10 previsiones tecnológicas para 2009

La consultora IDC España ha anunciado las 10 principales tendencias que considera que van a ser más visibles en la industria tecnológica durante 2009. Un año en el que la crisis marcará significativamente el sector TIC.

“La economía está más globalizada e integrada que nunca, y tanto la caída del PIB como la fuerte incertidumbre económica está provocando una inestabilidad presupuestaria que también afecta al mercado tecnológico. No obstante, podemos decir que la tecnología será una de las claves hacia la recuperación y competitividad de las empresas españolas. Hay muchas empresas que han realizado fuertes esfuerzos en los últimos años y están mucho mejor preparadas para afrontar la crisis. Otras tienen la oportunidad de modernizarse para salir reforzados de esta situación. El gasto en tecnología es ahora más necesario que nunca para asegurar un posicionamiento sólido” comenta Rafael Achaerandio, responsable de análisis de IDC España.

“Por eso prevemos un crecimiento plano en el mercado TIC. Si bien habrá algunos segmentos y tecnologías que experimenten crecimientos a pesar de la crisis, los proveedores deberán establecer estrategias que les permitan erigirse como ganadores en este entorno más competitivo y complejo, sabiendo aprovechar las oportunidades. En cambio habrá quienes no logren superar este difícil momento y sufran la consolidación que se va a vivir en la industria” concluye.

1. El mercado TIC no se recuperará hasta 2010

La crisis también ha llegado al mercado de las tecnologías de la información, que va a experimentar importantes cambios a lo largo de este año. La consultora prevé que durante 2009 la industria tecnológica sufrirá un crecimiento plano, en función de cuál sea el contexto económico en el primer semestre.

A pesar de la desaceleración del sector, las empresas españolas que aportan una mayor madurez tecnológica, tendrán en las tecnologías de la información y en las comunicaciones una solución para paliar los efectos de la crisis financiera y mejorar su posicionamiento en la convergencia con la sociedad de la información europea.

Además, IDC también considera que esta situación cambiará en el 2010, año para el que pronostica un crecimiento superior al 2% en España. 2010 servirá además como periodo de transición para volver a los crecimientos enérgicos del pasado aunque el mercado TIC tardará en volver a experimentar los crecimientos de dos dígitos de los últimos años.

2. Impacto heterogéneo en la industria TIC: la crisis genera nuevos retos y oportunidades

El decrecimiento de la industria tecnológica será distinto en función de los diferentes sectores de actividad, el tamaño de las empresas, las comunidades autónomas y los diferentes tipos de segmentos tecnológicos que existen: el sector público será uno de los más afectados por los efectos de la crisis, aunque dependerá del nivel administrativo; el norte peninsular experimentará una mejor situación que el resto de regiones; el segmento del hardware sufrirá una deceleración mayor que el segmento de servicios tecnológicos; y el mercado PYME reducirá sus inversiones en TI más que las grandes corporaciones.

3. Ganadores y perdedores: la estrategia comercial se vuelve crítica

Los proveedores de TI van a sufrir importantes cambios de posicionamiento y cuota de mercado como consecuencia de la crisis, pero a la vez se abrirán oportunidades para que aquellos proveedores que posean una fuerte estrategia comercial. Si se tienen en cuenta los 10 principales proveedores en España, éstos experimentarán un incremento de su cuota de mercado a lo largo del 2009 al continuar con su política de adquisición de compañías en nichos de mercado que están creciendo por encima de la media, entre otras medidas.

Al ampliar la lista a los 100 principales proveedores nacionales, la consultora prevé que las empresas con mayor agilidad y flexibilidad para adaptarse a los cambios del mercado aumenten su cuota y que aquellas que posean una estrategia defensiva terminen perdiendo cuota.

4. La oferta tecnológica se anticipa a la crisis: la solución existía antes del problema

El sector tecnológico se encuentra totalmente preparado para afrontar la desaceleración económica y está ofreciendo desde hace tiempo a las empresas las herramientas necesarias para afrontar los efectos de la misma. Las corporaciones que hoy se encuentran tecnológicamente más preparadas tendrán mayores facilidades para optimizar el uso de sus activos, proporcionar a sus clientes ahorros de costes, adaptarse a los cambios de negocio y llevar a cabo un proceso de racionalización más o menos drástico.

5. La crisis abre oportunidades para la tecnología y sus gestores (CIOs) para impactar en las organizaciones

El sector tecnológico encontrará en la crisis financiera dos claras oportunidades, además de la reducción de los costes operativos:

  1. Recuperación de la confianza perdida: El uso de la tecnología como herramienta de información y comunicación con clientes, empleados, socios y proveedores para recuperar la confianza de los mismos.
  2. Inversiones en innovación. En periodos de crisis lo más importante es que las empresas desarrollen una fuerte estrategia que les permita diferenciarse en un mercado competitivo. La innovación se convierte en un elemento clave para conseguir esa diferenciación, y la tecnología es la herramienta para lograrlo.

6. El mercado de infraestructuras tecnológicas más competido que nunca

La presión presupuestaria provocará que las empresas aceleren los procesos de consolidación, virtualización y automatización de los centros de datos para conseguir la eficiencia y eficacia esperada. Y los responsables de los datacenter deberán buscar soluciones para poder gestionar el ciclo de vida de los activos tecnológicos con los que cuenta una empresa.

En este contexto, IDC prevé un protagonismo y un crecimiento de la externalización de los servicios de centros de datos a medida que éstos se estandaricen y automaticen.

7. Dispositivos móviles y ordenadores portátiles: tecnologías más económicas orientadas a la crisis

La crisis está generando una reducción de la demanda de ordenadores personales, dispositivos móviles y productos de hardware en general. Para atajar este descenso del consumo y revitalizar la demanda de PCs y dispositivos de hardware la industria pondrá en marcha diferentes medidas que favorezcan al usuario final con mejores precios y mayores opciones: descuentos de precios, aumento de las funcionalidades de los dispositivos, más opciones de financiación y subvención, etc.

8. Nuevos modelos de provisión de tecnología en pleno desarrollo

A diferencia de lo que ocurrirá con el sector del hardware, la industria del software experimentará crecimientos, sobre todo en lo que a servicios de SOA, SaaS y Cloud Computing se refiere. Durante el 2009, las empresas invertirán cada vez más en herramientas de SOA para poder reutilizar los recursos tecnológicos con los que cuentan.

9. La red, clave para los nuevos servicios de TI

Durante el 2009 se va a producir un fuerte cambio en el modelo de negocio y en la concepción de los servicios tecnológicos. En este contexto, las operadoras de telecomunicaciones van a ser claves por su posicionamiento en la red y su experiencia como proveedores de servicios; y los modelos SaaS y de servicios de computación a través de Internet (Cloud Computing) centran la proposición de valor hacia aspectos como la rapidez en la provisión y el nivel de servicio.

10. El outsourcing gana terreno

Al igual que ha ocurrido durante el 2008, los servicios de outsourcing seguirán creciendo y evolucionando durante este año, fundamentalmente ante la necesidad de reducir los costes operativos, de ser más eficientes y de adaptarse a las necesidades de negocio de las empresas.

Además, ante una difícil situación financiera las empresas demandan flexibilidad y adaptación efectiva a los cambios de negocio, y el outsourcing es una herramienta que puede ayudarles a conseguir estos objetivos.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios