BAQUIA

1.300 € de factura por utilizar el iPhone fuera del Reino Unido

Más de un usuario británico del iPhone se habrá llevado un disgusto por no leerse la letra pequeña de su contrato. Y es que antes de lanzarse a usar el móvil en otro país, hay que tener en cuenta las tarifas que las operadoras aplican por el roaming, la capacidad de hacer y recibir llamadas en redes móviles fuera del área de servicio local de su compañía.

La operadora que comercializa el iPhone en Reino Unido, O2, se ha enfrentado en los últimos días a quejas por parte de los consumidores debido a las excesivas tarifas de roaming para datos. Algunos usuarios han recibido facturas de hasta 1.000 libras (más de 1.300 euros) tras una semana de estancia en el extranjero.

Los clientes del iPhone pagan mensualmente al menos 35 libras (46 euros) por el uso del aparato, tarifa que les permite utilizar el correo electrónico y navegar por Internet de forma ilimitada, aunque sólo en territorio británico.

Precisamente es este detalle el que los usuarios no han tenido en cuenta. A ello se une el que las tarifas de roaming para datos de O2 son de las más altas de la Unión Europea, aproximadamente el doble de la media europea.

Por defecto, el dispositivo de Apple comprueba si hay nuevos correos electrónicos cada tres minutos, por lo que si el usuario no tiene en cuenta este hecho y lo enciende en el extranjero sin haber desactivado esta función, la factura se disparará casi con toda seguridad.

La operadora ha explicado que ha sido en todo momento “muy clara con los clientes en que el uso ilimitado de datos se refiere únicamente al Reino Unido”. Asimismo, han asegurado que a partir del mes de julio reducirán las tarifas de roaming en Europa más del 40%.

www.baquia.com


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios