BAQUIA

1,5 millones de libros al alcance del móvil

Cada vez hay más señales que apuntan a que este 2009 va a ser clave para el definitivo despegue del libro electrónico. Uno de los mayores impulsos puede ser el acceso a través de los teléfonos móviles a los catálogos de e-books.

Si bien es cierto que los soportes para la lectura de los e-books (como el Kindle de Amazon, cuya segunda versión será presentada hoy en Nueva York) son todavía caros y su comercialización está poco extendida fuera de países como Japón o EEUU, los millones de smartphones que hay en el mundo sí pueden ser una nueva plataforma de acceso masivo a los e-books.

Google anunció la semana pasada que los 1,5 millones que ha escaneado y subido a Google Books serán también accesibles para los iPhones y móviles equipados con Android. En realidad, el catálogo completo sólo estará disponible en los Estados Unidos; en el resto del mundo, los usuarios tendrán 500.000 obras a su disposición.

Para facilitar la navegación y la descarga de contenidos, en la versión para móviles se han eliminado las imágenes y se muestra sólo texto. Google ha escaneado los libros utilizando una tecnología llamada Optical Character Recognition (OCR), que reconoce y digitaliza los caracteres, por lo que reconoce que puede haber erratas o incorrecciones.

También Amazon ha anunciado que está trabajando en un servicio para hacer accesibles a través del móvil el catálogo de 230.000 títulos electrónicos que tiene disponible para Kindle, su lector de e-books.

La principal diferencia entre ambos servicios es que muchos de los libros que se pueden leer gratis en Google Books aprovechan que los derechos de autor han caducado, pues sus autores han muerto hace más de 70 años. En cambio, la librería electrónica de Amazon dispone todo tipo de best-sellers y títulos de actualidad

Aunque estos servicios favorecerán el aumento de las descargas de e-books, los expertos consideran que es poco probable que los móviles puedan sustituir a aparatos com Kindle como soporte para la lectura de libros electrónicos. Aunque puedan suponer una forma rápida de acceder al contenido, la usabilidad del móvil es limitada, y a largo plazo la luz de fondo de la pantalla resulta perjudicial para la vista.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios