BAQUIA

Carta abierta a Don Vicente Tardío, CEO de Allianz Seguros

Las empresas serias, con el fin de mejorar el servicio al cliente, utilizan a consultores externos para comportarse como clientes anónimos que utilizan todos los servicios de la empresa y emiten luego un informe sobre su calidad. El servicio se llama, en algunos ámbitos “Mistery Shopper”. Apreciado Sr. Tardío: Permítame que, de forma absolutamente gratuita, sea su Mister Shopper. Hace ya dos meses tuvimos un problema en el baño de nuestro cuarto. Se trataba de una pieza de mármol que se había roto y hacía que el agua se saliera por debajo. Con el fin de impedir que pudiera causar un problema con los vecinos, nos vimos obligados a cerrar el uso de dicho cuarto de baño. Como somos clientes de Allianz, les llamamos para que nos dijeran si el seguro cubría dicho problema. Nos dijeremos que si, enviaron a una persona a verlo y, después de 3 semana, apareció por casa una persona a medir el cuarto de baño. Una semana y media más tarde, sin avisarnos, apareció un transportista con una pieza de mármol que tuvimos que poner en la cocina a esperas de que viniera el instalador. Una semana más tarde, cuando apareción el instalador, nos dijo que el era incapaz de hacer solo la obra y que, dado lo complejo de la misma, tendría que volver a informar a Allianz para que nos enviara un perito. Más de dos meses después del inicio de nuestra escalada de atención incompetente con el servicio de atención telefónica de Allianz, apareció el perito que rápidamente nos explilcó que se trataba de un defecto de construcción que no cubría nuestro seguro. Seguimos con la pieza de marmol pegada a la pared de nuestra cocina, después de la visita del perito nadie se ha puesto en contacto con nosotros y a pesar de la mediación del agente que lleva nuestros seguros, no hemos recibido explicación alguna de nadie de su empresa. Como persona que conoce bien el ámbito alemán, me produce vergüenza ajena ver como Allianz se comporta en España y aparte de haber dado ya instrucciones para cambiar el seguro, estoy seriamente contemplando la posibilidad de enviarle la placa de mármol directamente a su oficina para que su diligente secretaria la vea, como yo, cada vez que se sienta a la mesa y decida usted si es la mejor forma de tratar a un cliente que paga religiosamente todos los seguros que tiene con su empresa y que, ciertamente, va a dejar de tenerlos.. Atentamente, Rodolfo Carpintier


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios