BAQUIA

Alberto no cree en Infoman

A un lector, Alberto, le molesta mis comentarios sobre la CAN y dice que pierdo credibilidad porque les he alabado en posts anteriores y ahora, cuando explico que han entrado en DAD, Alberto se mosquea…este es su comentario: “Entonces durante todo este tiempo lo que has hecho en el blog es hablar bien de ellos, les has estado cortejando a cuenta de tus lectores. Lo digo por el tiempo que he perdido leyendo cosas buenas de una entidad financiera en tiempos de crisis. Eso tiene un nombre: span. Lo que es cierto es que esta vez lo has hecho previo. Para mí has perdido credibilidad, utilizando tu blog de esta manera. Si bien es cierto que lo escribes para potenciar tu empresa, cada vez me creo menos que tengas un interés sincero en tus lectores “generales”. Me ha defraudado. Es legítimo, pero poco ético.” Carta abierta a dicho lector: Querido Alberto: Spam (que no span) es el acto de enviar masivamente a personas que desconoces información que no han solicitado. Un Blog nunca puede ser considerado spam porque no enviamos nada sino que recibimos lectores y estos, por lo menos en Infoman, son muy dueños de tener su opinión y, si la expresan como tu, con educación, se la publico sin más. Ahora bien, déjame que te explique algunos aspectos de mi filosofía. Cuando alguién hace algo bien, lo digo, también lo digo cuando hace algo mal. Siempre me ha dejado fría la costumbre periodística y ahora muy bloguera de “morder la mano” de los amigos para demostrar ecuanimidad. En mi Blog no tengo por qué ni quiero demostrar nada, es simplemente, un uso, más o menos acertado, del espacio que me brinda Internet. Un Blog es personal, le dedicamos mucho tiempo quienes lo escribimos, unos posts nos salen mejor y otros peor, unos interesan a algunos y otros a todos. Lo importante es que el lector vuelva porque, en general, le gusta lo que escribimos. Eres muy dueño de tener tu opinión sobre mi, espero que no la compartan la mayoría de mis lectores pero, en cualquier caso, gracias por disentir, las conversaciones empiezan precisamente en este punto. Y, como ves, si me importan mis lectores aunque no pueda escribir siempre lo que esperan. Un cordial saludo, **Rodolfo**


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios