BAQUIA

La muerte de la conferencia

¿Tiene sentido, en un mundo como el actual, seguir dando conferencias como siempre?. ¿Es lógico pedirle a un millar de personas que escuchen un ladrillo? Todavía merece la pena, como demuestra el éxito de grandes conferencias como las que dan algunas empresas multinacionales del sector, que traen a un gran encuentro a varios miles de participantes. Sin embargo, este éxito, induce a error, ya que lo consiguen porque contratatan a \”primeros espadas\” (Bill Clinton es un habitual de este circuito) y consiguen que todo el mundo quiera asistir. No es trasladable a la empresa ni a las presentaciones de pequeños grupos. Aquí, a mi modo de ver, la necesidad del cambio se hace evidente. En Vizthink, se ha implementado un sistema de compartir en formato workshop en donde el presentador se convierte solo en un animador de las discusiones entre los participantes. Cada día es más necesario conseguir la participación de los asistentes para que el evento tenga éxito.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios