BAQUIA

¿Donde está el entusiasmo?

Hay muchos factores que influyen en el éxito pero si me preguntáis por uno solo, mi respuesta está muy clara. El entusiasmo. En estos momentos de crisis es lo primero que la gente pierde, con la confianza que desaparece, también el entusiasmo. ¿Se puede triunfar sin entusiasmo? No es imposible pero si poco probable. Hay que ser capaz de motivar a un equipo en los momentos más bajos del proyecto y eso requiere mucho, mucho entusiasmo personal y la capacidad de transmitirlo. Sigo alerta a los emprendedores con ojos encencidos que no aceptan un no y tiene siempre una respuesta lista para forzar el si. Más probabilidades tiene el que está convencido que el que duda si será capaz de llevar a cabo el proyecto. Los mejores están seguros de que lo sacarán adelante y las épocas de crisis les parecen un reto personal a asumir. Seamos parte del nuevo entusiasmo nacional que genere nuevas empresas ganadoras y dejemos las dudas y las quejas a quienes siempre “saben justificar porque no han hecho lo que tenían que hacer”. Más compromiso y, si, entusiasmo.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios