BAQUIA

La imaginación al poder

En situaciones de crisis la imaginación gana importancia. Hacer todo lo que hacen nuestros competidores, aunque lo hagamos muy bien, puede ya no ser suficiente. Hay que innovar, hay que rascarse la cabeza y pensar más allá de nuestra experiencia diaria para ver nuevos modelos y formas de hacer las cosas. Hay muchos entornos que, en momentos de crecimiento, disfrutan de una oferta que no alcanza a la demanda y en la que cualquiera puede competir. De repente, de que nos compren y hagan fila, pasamos a que nadie pregunta siquiera por nuestro producto o servicio.¿Que hacer?. Hay que reconsiderar todos los parámetros de nuestro negocio, definir bien nuestras fortalezas y tratar de generar una oferta diferencial con ellas. No es sencillo y requiere mucha humildad para reconocer lo que no sabemos hacer bien y las cosas en las que no somos expertos de verdad. En momentos de crisis solo quienes hacen muy bien algo crecen. Debido a que salimos de casi una década de crecimiento continuo hay mucha grasa en nuestra sociedad, por donde mires ves ofertas malas de productos regulares con servicio inaceptable, está todo por mejorar en muchos ámbitos de nuestra actividad económica y eso da muchas oportunidades a quienes dispongan de imaginación, ganas, capacidad de sacrificio y una muy buena ejecución. Ala, a trabajar…


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios