BAQUIA

Programadores y fontaneros.¿Es desprecio por el oficio?

Llevamos ya varios controvertidos artículos sobre los programadores y, por lo menos a mi, me parece que tiene mucho que ver con el desprecio español hacia el oficio. Todos quieren ser ingenieros y nadie presta atención al oficio, cualquier oficio. Me da lo mismo que estemos hablando de un programador, un fontanero o un electricista.

Se ha perdido el orgullo de ser un profesional de cualquier oficio. Los programadores quieren ser \”gestores de proyectos\”, los fontaneros ingenieros del agua y los camareros Jefes de Planta. Hemos perdido el placer de las cosas pequeñas. Se ven casas carísimas con los enchufes mal colocados o las puertas mal equilibradas, programadores que programan cualquier chapuza, no la documentan y que, el que venga detrás que arree…

El programador estrella a la americana, ese que no quiere ser otra cosas que programador y que ve poesía en cualquier linea de código es \”rara avis\” en nuestro país. Puede ser, como se comenta en muchos de los posts que hemos escrito sobre este tema, que las empresas no sepan apreciar la diferencia entre un buen programador y otro malo y que, en cualquier caso, no estén dispuestas a pagar por la diferencia, pero yo creo que, sobre todo, se está perdiendo el orgullo de hacer bien las cosas, nos las paguen o no.

Recuperemos el orgullo del trabajo bien hecho y verán que pronto empieza a fluir el dinero de los negocios bien planteados…


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios