BAQUIA

La unión hace la fuerza vs el Lobo Solitario

Nadie puede crear una gran empresa sin un equipo capaz y muy motivado. El lobo solitario se ve pronto confrontado con su soledad y no es capaz de reaccionar. Los hay muy tozudos y son capaces de durar más que nadie pero, al final, tienen que tirar la toalla.

Un gran proyecto, para convertirse en una gran empresa, tienes que ilusionar a todo un equipo, conseguir que varias mentes, con capacidades complementarias, tiren de ella en la misma dirección. Tristemente, los equipos no son los mismos para cada fase de la empresa. Un equipo que está terriblemente motivado por hacer un gran producto, cuando lo tiene y lo ha logrado, puede no ser capaz de “cambiar el tercio” y pensar en cómo ganar dinero.

Son habilidades diferentes y por ello los equipos evolucionan en el tiempo. En EE.UU. con muchos más años de experiencia, es normal ver equipos de gestión para el lanzamiento que, una vez consolidado el producto, ceden el puesto a otro equipo gestor más especializado en el crecimiento de la empresa.

En la primera fase la dedicación y el foco en el producto puede ser lo que realmente mantiene al emprendedor despierto, luego, cuando hay que contratar cientos de personas y estructurar la empresa -mucho más normalmente- con RR.HH. Dirección Comercial, Logística…muchos emprendedores han llegado a perder la motivación, el día a día -tan necesario para triunfar en el tiempo- les aburre. Hay que saber dar paso a un nuevo equipo gestor cuya motivación sea la de contribuir a crear una gran empresa.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios