BAQUIA

Comentarios a los proyectos emprendedores

A mi post anterior, Menestro comenta:

\”Me temo que la caída libre no es un sentimiento. Es un efecto producto de una causa. Las crisis no se vencen arengando o motivando a la gente, si no enfrentándolas con medidas y propuesta de cambio serias, la buena voluntad nunca ha sido suficiente. No es un mensaje negativista, si no una apuesta por el valor para afrontar la realidad.

Desafortunadamente las causas de la crisis en este país están bien definidas. Yo fui ingenuo y cuando sucedió lo de Japón, aposte por que el cambio generacional aportaría las bases de una economía moderna y saludable. No ha sido así. Sin entrar en detalles.

España no tiene capacidad para dar un giro de 180º y convertirse en una potencia tecnológica. Ni humana, ni económicamente. Lo digo en Internet y lo decía hace dos años en publico en los cursos de verano de la universidad.

Lo único que se puede hacer ahora y lo más sensato, es aprender de los errores asumirlos, y propiciar un largo camino de cambio. Si no hacemos esa labor de educación y cambio social, además de prolongar y perpetuar las bases de esta crisis, volveremos a tropezar con la misma piedra. Hasta que al final, nuestros sucesores anden descalzos desde la niñez y rechacen la cultura económica que nos ha traído hasta la actual situación. El inicio de la crisis, habría que aclarar.

Y si un señor con los aliados a las puertas de Berlín, clamaba por la proximidad de la victoria, está claro que tampoco vamos a ganar esta batalla solo con la moral alta. Más bien al contrario. Se necesita una catarsis para propiciar un cambio profundo en este país. Y cuanto antes, mejor. Al margen de intereses políticos que no benefician ni a las empresas del futuro, ni a las personas que trabajarán en ellas.

Se habla de cambiar el modelo productivo. Sabias palabras. ¿Alguien en la posición de hacerlo, sabe realmente como o tiene capacidad para lograrlo? ¿La gente joven está preparada para ese cambio económico, social y productivo?

Me parece que unos y otros están inmersos en la misma situación de endeudamiento y falta de recursos, socioeconómicos y culturales.

Si no aceptamos esta derrota, la volveremos a repetir por otra vía, y ese es el temor que existe fuera de nuestras fronteras, con lo que implica. Con triunfalismos espureos, a falta de verdaderos proyectos de cambio para el futuro, no vamos a ningún sitio.

Ese es el reto que debemos afrontar, la derrota, para poder levantarse otra vez sobre bases más firmes.\”

A este comentario responde Yanina Parisi, con este otro que no tiene desperdicio y que os recomiendo leer con cuidado:

\”Es cierto, España no tiene capacidad para dar un giro de 180º, y mi país de origen, Argentina tampoco tiene capacidad de cambiar su situación, pero yo sí.

Siempre hubo problemas y limitaciones, en el mundo, pero si esos problemas y esas limitaciones las hago propias, nunca saldré adelante, y por suerte, yo no soy un país, soy una persona con sueños y con capacidad de lucha, y tengo lo más importante, la fe en mis capacidades, a pesar de cualquier contratiempo externo.

Argentina me ha reclutado como una superviviente, me ha instruido, me ha preparado, me ha hecho una experta en supervivencia, porque lo que he pasado en Argentina, eso sí que era una crisis, y no solamente una, a mi no me ha tocado la históricamente peor, cada 10 años, cíclicamente en mi país, nos toman rigurosos exámenes, o apruebas o te hundes.

Y yo aprobé todas las materias, claro, sin antes haber pagado con creces el costo, que es muy grande, por cierto, tan grande que tuve que irme, ese fue el examen más duro, pero no me hundí, no deje que creer en mí.
Yo entiendo a los españoles, no están acostumbrados, a estar en crisis, no están acostumbrados a pagar las consecuencias, de lo que para mí fue un tremendo despilfarro.

Pero bueno, para eso estamos en este mundo, para eso estamos en esta carrera, para tropezar y salir más sabios, para agotar los recursos que poseemos, para salir adelante, para emprender las nuevas oportunidades que nacen de toda crisis.\”

Sin ellas, no hay retos, sin ellas no hay paradigmas nuevos, sin ellas no crecemos.\”

Yanina, no puedo estar más de acuerdo contigo.

Los cambios empiezan con uno mismo, si cambias tu, algo empieza a cambiar en tu entorno y no creo que haya que asumir ninguna derrota. España, que hace tan solo 25 años era un país subdesarrollado, con emigrantes en todos los países de Europa y muchos de ellos en Argentina, ha sido capaz de estar entre las 8-10 economías más importantes del mundo y, a pesar de sus errores, tiene sectores como Banca, Construcción y Turismo por citar los más conocidos, que están a la altura de los mejores a nivel global. Yo creo en el entusiasmo personal y, como Yanina, aprecio el mejorar a diario y tratar, con mi pequeño granito de arena, mejorar mi entorno.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios