BAQUIA

2+2 = 6

Esa es la ecuación que pretendemos alcanzar desde DaD. Conseguir que la suma del emprendedor, su equipo directivo y el impulso de DaD permita crear una start-up que consiga una suma en la que el total sea siempre mucho mayor que la suma de sus partes.

¿Lo conseguimos? Solo a veces. Nadie puede ayudar a quién o quiere ser ayudado. Muchos emprendedores pecan de la creencia de que al inversor no hay que darle ninguna mala noticia y, cuando se ven obligados a hacerlo, es ya demasiado tarde para ayudarles.

En estos momentos, Enrique Barreira, Director General de DaD, está organizando una especie de manuel de “best practices” entre las mejores empresas en las que participamos para poder ayudar a nuestros emprendedores con la “sabiduría” de más de 20 empresas de Internet y la suma del conocimiento de más de 40 inversores, algunos de los cuales son verdaderos conocedores del sector.

El valor añadido que podemos generar es tremendo y, al fin y a la postre, lo más importante es construir sobre cimientos que se conoce que aguantan los embates del mar de competencia.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios