BAQUIA

Aprender a emprender

¿Se puede aprender a emprender? Se puede, pero el que lleva en si el gérmen de emprender lo tiene más fácil. Ayer estuve con un inventor de esos que lleva inventando cosas y formas de ganarse la vida desde que tenía 8 años. Me explicó que llegó a un acuerdo para reponer los regalos en esos expendedores de huevos de regalo que tango gustan a los niños. Aprovechaba su trayecto en el autobús del colegio para hacerlo.

En EE.UU. se habla mucho de los grandes empresarios que empezaron, con menos de 10 años, a distribuir periódicos. Hay gente que se deja llevar y otra que se independiza de las limitaciones impuestas por su entorno desde el inicio. Por supuesto que se puede emprender con 50 años y más, pero hay gente que emprender ha sido para ellos como el aprender a nadar y éstos lo tienen más natural. Siempre salen a flote por su cuenta, si una cosa no funciona, prueban otra y siguen adelante.

Es una utilización temprana de la imaginación y -más importante- de la tenacidad para hacer cosas que la mayoría consideran “imposibles”, empezando por tus propios padres. Existen dos tipologías básicas, aquellos que han llegado a convicción de que nunca pasarán hambre y se dedican a lo que se les ocurre, dejando en general su educación formal y aquellos, más precavidos, que están convencidos que, en el mundo de hoy, tener una buena formación es imprescindible dada la complejidad de la sociedad del siglo XXI. Estos segundos son verdaderos diamantes del lanzamiento de nuevas empresas.

¿Que opináis?


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios