BAQUIA

Reflexión antes que flexión

Hace unos días he estado hablando de cómo se genera una marca en el mundo digital con María Millán de Summa Consulting. Fue muy interesante porque aborda uno de los grandes retos que se le plantean a cualquier emprendedor, como crear una marca potente y vivir a su altura consiguiendo que la totalidad de la empresa, la represente en todo momento, tanto on como offline.

Pocos emprendedores le dedican tiempo a tener una marca potente y pensar, desde el primer momento, como diferenciarse de los competidores que, o existen o existirán pronto en su entorno. La marca es su ADN diferencial y pocos le dedican el tiempo que necesita – y el soporte especializado necesario- para considerarlo uno de sus elementos clave en el nuevo proyecto empresarial.

Nos ha pasado a todos. Nosotros mismos, en DaD, aunque si le dimos mucho esfuerzo a la creación de la marca, con el tiempo, hemos ido dejando la presión por maximizarla y enfocarla en los ámbitos que nos son realmente importantes. En la red, gracias en buena parte a vosotros, mis lectores, la marca está cada vez mejor considerada y, sin embargo, en otros entornos, como por ejemplo el financiero, no hemos hecho casi nada para establecerla como la referencia de inversión en \”capital semilla\” que ya es sin duda alguna.

Estamos llegando a un acuerdo con María para que nuestros emprendedores tengan una sesión con ella al inicio de nuestra relación y aprendan de un experto la importancia que las Grandes Empresas han dado siempre a sus marcas y como, la consecución de elementos diferenciales, pasa por cuidarla y tenerla siempre presente en todos los ámbitos de una creciente empresa de Internet.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios