BAQUIA

Angry Birds en familia

Está claro que nadie sabe que es lo que va a pegar y lo que no, hasta que lo hace, claro. Angry Birds, el juego del iPad y de los Androids, ha demostrado como un jueguecito de nada se puede convertir en una máquina de hacer dinero.

No soy un experto en juegos, pero algunos amigos que si lo son, me dicen que no tiene demasiados problemas y que requiere no más de dos o tres meses para sacar la primera versión. Su marketing ha sido clarividente y su modelo de negocio -de pago en el iPad una vez usas la primera versión gratuita- y con publicidad en los entornos Android, es un modelo a copiar.

Al parecer, en menos de 5 meses ha sobrepasado los 100 millones de facturación y , aún descontando el hecho de que la suerte les ha acompañado, su dirección de producto y la de marketing han competido para ser  número uno cada una en lo suyo. Un producto cuidado, con gracia, fácil de jugar y tremendamente adictivo que su departamento de marketing ha sabido volver a vender por Navidad y San Valentín y conseguir clientes de pago recurrentes y mucha exposición a su publicidad en los modelos gratuitos.

Mis felicitaciones a Robio, el diseñador/desarrollador/fabricante del producto de más éxito en los últimos meses. Si no estáis enganchados decídmelo, yo tampoco…:-)


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios