La UE quiere acabar con los contratos de móvil largos

Un teléfono de última generación gratis y llamadas a precios casi simbólicos. Pero a cambio, estar atados por contrato durante uno, dos o hasta tres años a la misma compañía

Esta es una situación cada vez más habitual, como demuestra un estudio de uSwitch, que analiza el nivel de compromiso de los nuevos clientes de telefonía móvil.

Del total de altas de móviles nuevos el pasado enero en el Reino Unido, un 10% fueron sin contrato. El resto, un 12% de los clientes firmaron contratos de 12 meses, un 34% de 18 meses y un 39% de 24 meses. Otro 5% no sabe qué tipo de contrato tiene.

La situación ha cambiado mucho en los últimos tiempos. Hace seis años, el 88% de los contratos eran de 12 meses. Ahora, la cifra está por debajo del 10%. Desde 2008, la llegada del iPhone propició que se empezaran a firmar masivamente contratos de 24 meses.

Los operadores ofrecen contratos largos por dos motivos principales. El más obvio es evitar que el cliente se marche a la competencia. Pero también porque es una forma de amortizar el terminal, que ofrecen a precios subvencionados.

Se trata de una situación contradictoria, ya que para que al cliente le salga más barato el teléfono, no le queda otra que firmar un contrato largo. Y dada la enorme oferta de aparatos y servicios disponible hoy en día, puede pasarse un par de años ansiando cambiar de compañía o de teléfono, pero con un contrato que se lo impide.

La UE quiere terminar con esta situación, y a partir del próximo mes de mayo va a poner en marcha el nuevo paquete de telecomunicaciones, que obligará a las operadoras a ofrecer siempre la opción de contratos de 12 meses, y también prohibirá los superiores a 24 meses.

Otra interesante reforma incluida en el paquete es la obligación de proporcionar un número de teléfono nuevo en el plazo de 24 horas. Actualmente se tarda una media de 8,5 días para un móvil y 7,5 días para un fijo.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios