Alex, la muerte de un lector electrónico que no triunfó

Spring Design ha confirmado que dejará de fabricar su lector electrónico Alex, que combinaba una pantalla de tinta electrónica y otra más pequeña táctil, en color y de LCD, con una versión limitada de Android como sistema operativo.

Alex se vendía por 399 dólares, más tarde rebajados a 349, pero aún muy por encima de los precios de los líderes del mercado, lo que podría haber jugado en contra de este dispositivo, que permitía navegar por Internet a través de su pantalla inferior.

Perdida la batalla de las tiendas, está por ver si ganan la de los tribunales. La empresa ha demandado a Barnes & Noble por copiarle la idea de las dos pantallas en su lector Nook, afirmando que se reunieron con representantes de la cadena de librerías para desarrollar un dispositivo con ellos, pero que finalmente les plagiaron el concepto y les ganaron en la carrera a las tiendas.

Los lectores electrónicos han aguantado el tirón de las tabletas, justificando su existencia sólo para leer frente a las funciones multimedia del iPad y sus competidores. De hecho, la mayoría de los modelos desaparecidos, como el Cool-er, han caído víctimas de otros lectores electrónicos más populares, como el Kindle de Amazon, el eReader de Sony o el propio Nook.

No es difícil suponer que dentro de poco estaremos viendo un fenómeno parecido en el sector de las tabletas, que ahora vive unos días de fiebre en los que cada fabricante de hardware tiene una (o tres) propuestas. Difícilmente habrá mercado para todas, y es una cuestión de tiempo hasta que tengamos que hablar de dispositivos que, como el Alex, simplemente no lo consiguieron.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios