BAQUIA

Movistar y el uso razonable

Un rumor se ha extendido como la pólvora por blogs y páginas de tecnología, ante la posibilidad de que Movistar esté aplicando "políticas de uso razonable", (FUP por sus siglas en inglés) sobre su servicio de ADSL, lo que podría suponer límites de descarga para algunos usuarios.

La voz de alarma la dio la página ADSLzone.net, afirmando que Movistar ha empezado a supervisar el tráfico de sus usuarios, imponiendo restricciones sobre los que sobrepasaran un límite de descargas. Para demostrarlo ofrecían un documento interno de la compañía, una captura de pantalla sobre el servicio de VDSL de 30 megas y un comentario de un moderador oficial en los foros de Movistar.

Movistar ha negado la mayor, afirmando que el documento interno que aparece en la página es antiguo, y que si bien las políticas de uso razonable son algo general, en España no se aplican.

La expresión del "uso razonable" es un concepto utilizado a menudo por las grandes firmas de telecomunicaciones, que afirman que una minoría de los usuarios colapsa la mayoría del tráfico online, y que necesitan gestionar sus redes priorizando unos contenidos antes que otros o unas aplicaciones antes que otras.

Esa gestión es contraria al concepto de neutralidad de la Red, que considera que los proveedores de Internet deberían limitarse a funcionar como infraestructuras o "tuberías", sin inmiscuirse en qué contenidos consumen sus usuarios o cómo lo hacen. Por no hablar de que muchos usuarios nunca reciben el ancho de banda que teóricamente han contratado. Sin embargo, servicios como Megaupload han denunciado que algunas operadoras bloquean su tráfico.

En Estados Unidos, las normas de neutralidad del organismo regulador, la Comisión Federal de Comunicaciones, permiten esa gestión en las conexiones móviles, pero no en las fijas. La operadora Comcast ha tenido que pagar una indemnización millonaria por bloquear aplicaciones P2P en conexiones fijas.

Otra tendencia es la creación de tarifas de Internet fijo con límite de descargas, similares a las de la conexión móvil, como el que ya ofrece O2, la filial británica de Movistar. Además, O2 ha sancionado en el pasado a sus heavy users, los clientes que más contenido descargan, con cortes de conexión.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios