Apple elude (por ahora) abordar la sucesión de Jobs

Ayer se celebró en la sede central de Apple en Cupertino la junta anual de accionistas, con la ausencia de Steve Jobs, que lleva desde mediados de enero de baja por enfermedad.

Es conocida la alta dependencia que tiene la empresa de su CEO, tanto en el diseño de productos como en la filosofía corporativa. Por eso, es lógico que se plantee el tema de qué ocurrirá si Jobs no puede continuar al frente de Apple, dado su delicado estado de salud.

La cuestión la planteó abiertamente Jennifer O'Dell, representante del sindicato LiUNA, que tiene más de 100 fondos de inversión por valor de 34.000 millones de dólares. Lo que incluye muchas acciones de Apple.

El sindicato solicitó a Apple que adopte y haga público un plan para eventualmente contratar un nuevo CEO, dejando claros cuáles serían los criterios a tener en cuenta. “Nos gustaría que Steve Jobs dirigiera siempre Apple, pero ¿es eso realista?”, planteaba O’Dell.

Sin embargo, parece que Apple “invitó” a sus accionistas a que votaran en contra de esta proposición en la junta; así sucedió finalmente, y la propuesta fue rechazada. El sindicato ya ha anunciado que volverá a plantear la cuestión en el futuro.

La explicación de Apple es que hacer público ese plan supondría desvelar información confidencial, y además perjudicaría su capacidad de contratar o mantener a sus actuales directivos.

De hecho, según Apple ya existe un plan para suceder a Steve Jobs. Otra cosa es que lo haga público, algo que por ahora parece no contemplar.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios