BAQUIA

Ponle un botón a tu pantalla táctil

Cuando aparecieron las primeras pantallas táctiles, más de uno afirmó que eso no era para él, y que donde hubiera un botón a la antigua podían quitarse todas las pantallas del mundo.

Pero la tecnología no se detiene por nadie, y ahora es hasta difícil tropezarse con una. Sin embargo, los que necesiten un tacto más mecánico pueden consolarse llevando en el bolsillo unos botones de quita y pon. Se trata de diminutos joysticks o botones, con una ventosa en la parte inferior. Sólo tenemos que pegarlos en la pantalla del teléfono o tableta de turno para poder pulsar como si tuviéramos un botón de los de toda la vida o inclinar la palanca en lugar de deslizar el dedo por esa pulida y resbaladiza superficie, pero llena de gérmenes.

Hay modelos para elegir. Está el JoyStick IT que venden en ThinkGeek, con un acabado cromado que le da un aire retro, como de máquina de arcade, al dispositivo donde lo coloquemos. Está más discreto Fling, diseñado por OneTenDesign que además es transparente y no tapa tanta superficie de la pantalla

También está la opción de los botones. Por el momento sólo hemos encontrado los joystickers, un proyecto en Kickstarter que está en fase de recaudación, con 28 días por delante para reunir los 25.000 dólares necesarios para entrar en producción. La versión más modesta es una sencilla pegatina, a la venta en Japón, que simplemente indica dónde poner los dedos para manejar el juego.

Todos estos ingenios están pensados sobre todo para jugar, pero no hay ningún motivo por el que no podamos utilizarlos para manipular imágenes, para pulsar el botón de "siguiente" en el buzón del correo o para cualquier otro menester en nuestras flamantes pantallas táctiles.

Y la cuestión es, ¿valdrán también para los cajeros automáticos?


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios