Djtxt, o cómo llevar la pelea por la música al ciberespacio

Cualquiera que haya celebrado una fiesta en su casa ha deseado poner el ordenador o el equipo de música bajo llave, para evitar las selecciones personales de sus invitados o las peleas que aparecen cuando uno quiere rock, otro pone soul y el del fondo sólo quiere poner La Macarena. Ahora, los sufridos anfitriones tienen una forma de intentar que la sangre no llegue al río.

Djtxt es un software creado por Dan Aminzade que permite a cualquier usuario añadir canciones a una lista de reproducción común, sólo con enviar sus sugerencias en un mensaje de texto, un tweet o un correo electrónico. La canción aparece automáticamente en la cola, y van sonando por orden.

El sistema permite además mostrar las letras de las canciones según van avanzando, con las consiguientes posibilidades de Karaoke improvisado. También permite moderar la lista, tecleando "skip" para pasar a la siguiente o directamente "oops" para vaporizar a la temida Macarena. Cada usuario puede pasar una canción cada 20 minutos, para evitar que alguien tome el control de la lista.

Como indica su creador, djtxt está basado en tecnologías como HTML5 y CSS3, por lo que funciona mejor en los navegadores Chrome y Safari, y también (aunque "menos bonito") en Firefox. En cuanto a Internet Explorer, Aminzade recomienda directamente dejar de utilizarlo.

Todo el programa funciona sobre el servicio de música online Grooveshark, y es gratuito para la sesión abierta (en la que cualquiera puede sumarse a las selecciones) o de pago, que cuesta dos dólares la hora y permite enviar también mensajes de texto con recomendaciones. Algo que por otro lado, puede salir bastante caro si mandamos los SMS desde fuera de Estados Unidos.

En los útimos meses estamos viendo no sólo cómo crecen los servicios de música online, como Pandora, Spotify o Last.fm, sino también cómo aparecen aplicaciones o servicios paralelos que, como el popular reconocedor de canciones Shazam, permiten a los usuarios hacer cosas con música más allá de reproducir y parar.

 


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios