¿Nos hace maleducados la tecnología?

El último sondeo sobre los buenos modales y las nuevas tecnologías refleja una opinión poco sorprendente para los habitantes de ambientes urbanos: cada vez somos más maleducados, al menos en lo referente a nuestros cacharros electrónicos.

La encuesta, encargada por Intel y realizada a 2.000 adultos estadounidenses, señala que la etiqueta moderna empeora a ritmos forzados: el 75 por ciento de la gente dijo haber notado un empeoramiento en los modales respecto al año anterior, probablemente relacionado con el furor que están haciendo los teléfonos inteligentes, siempre conectados a la Red.

Casi todos los encuestados (el 91 por ciento) dijeron haber visto al menos un ejemplo de gente utilizando gadgets en un lugar inadecuado, incluyendo un 24 por ciento que dijo haber visto a alguien utilizando un ordenador portátil mientras conducía. Entre las prácticas más criticadas están utilizar el móvil al volante (algo que no está prohibido en todas partes en EEUU) o hablar en voz muy alta por teléfono desde un lugar público.

Irónicamente, aunque la mayoría (el 88 por ciento) creen que la gente no toma a los demás en consideración al utilizar sus dispositivos, el 19 por ciento admite que puede comportarse de forma maleducada, pero que todo el mundo lo hace.

No es la primera vez -ni será la úlitma- que un estudio subraya la aparente adicción de la gente por medios sociales y dispositivos electrónicos, hasta el punto de que existen tanto iniciativas simpáticas como aplicaciones que invitan a la gente a desconectar, aunque sea durante 24 horas, por no hablar de las constantes llamadas a la netiqueta, que si bien ha logrado establecerse más o menos en la Red (desterrando las mayúsculas, por ejemplo, del lenguaje cortés) aún tiene mucho que hacer sobre nuestro comportamiento offline.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios