BAQUIA

Reflexiones después del II Congreso Social Media

Se acaba de celebrar en Madrid el II Congreso Social Media. Con más de 700 asistentes, 20 ponencias y muchas desvirtualizaciones, este congreso ha sido toda una experiencia.

No entraré a realizar valoraciones sobre la organización, la sala, la conexión… Ha habido varios fallos al respecto, pero creo que han sido suficientemente twitteados para que los organizadores hayan tomado buena nota y les sirva para mejorar la próxima vez.

En cuanto a las ponencias, valoro positivamente el trabajo de todos los ponentes (algunos con más entusiasmo que otros) ya que plantarse ante 700 personas de tan diversa procedencia profesional y ávidos de twittear cualquier frase o movimiento que se realice no es tarea nada sencilla, así que, mi aplauso para todos ellos, independientemente de que me haya gustado más o menos sus contenidos y/o formas y pueda estar más o menos de acuerdo con lo expuesto (alguna barbaridad también se ha oído).

Para lo que sí me ha servido este congreso es para poder reflexionar sobre varios puntos que son los que hoy quiero compartir en este post:

Necesidad de profesionalizar el sector y clarificar aptitudes y puestos

Todavía no se ha entendido del todo el concepto 2.0. En alguna ocasión durante el congreso se ha mencionado la importancia que tiene el Social Media y cómo puede afectar a toda la estructura de una organización, desde el departamento de marketing hasta ventas o RRHH.

Así que es un error pensar que el entorno digital SOLO sirve a nivel de marketing, igual que es un error pensar que, contratando un Community Manager tenemos solventado el papelón.

Dicho esto, cabe hacer un par de reflexiones:

1. Las agencias de marketing y publicidad convencionales podrán utilizar Internet como un servicio más para sus clientes, pero únicamente en el apartado que les corresponde, que es publicitar un producto o servicio. Pero el mundo 2.0 es mucho más que eso, y mientras sigan pensando en ROI, KPIs y GRPs, no habremos avanzado nada. Bajo mi punto de vista, las agencias convencionales tienen dos opciones:

a) Seguir ofreciendo sus servicios de Marketing y Publicidad convencional (que se irán modernizando con soportes digitales, nuevos modelos de anuncios publicitarios…, pero no morirá)

b) Reinventarse y crear divisiones realmente profesionalizadas, capaces de entender que en el mundo 2.0 la comunicación no es unidireccional y adaptándose al entorno ofreciendo estrategias no sólo publicitarias, sino de reputación, escucha, atención al cliente…

2. Community Manager

Se habla del CM como la figura que en la empresa se encarga de todo el entorno 2.0. También se ha comentado en varias ocasiones durante el congreso (y la realidad así lo demuestra) que el Social Media es algo más que una persona que se dedique a abrir un perfil en Facebook.

He podido observar durante estos dos días que los jóvenes que han nacido con un ordenador bajo el brazo creen estar más capacitados que el resto del mundo para gestionar perfiles en las redes sociales. Seguramente tendrán razón y a nivel tecnológico serán unos cracks, pero eso no significa que sean capaces de crear una estrategia empresarial a aplicar en el entorno 2.0, ni que sean capaces de analizar los resultados y tomar medidas al respecto.

El entorno 2.0 requiere de jóvenes cracks que hagan de CM literalmente, es decir, que gestionen la comunidad. Pero tienen que existir más figuras y es necesario que el entorno digital tenga una estructura dentro de cada organización suficientemente profesional y preparada para poder gestionar una estrategia. Figuras como el Strategy Manager o el Analista 2.0 deben trabajar junto al CM o equipo de CMs formando así la División 2.0, que no sólo se encarga de llevar a cabo acciones de marketing, sino que puede implicar al resto de departamentos de una organización.

Los expertos en marketing infravaloran la figura del CM y los “nativos digitales” sobrevaloran su capacidad para gestionar este entorno a nivel empresarial. Hay mucho trabajo por hacer.

Los gurús no nacen, los proclama el pueblo

Durante el congreso he oído en varias ocasiones que se critica a los “gurús” y, cada vez que esto sucedía, me venía a la cabeza la misma pregunta: “¿Esos quiénes son?”.

Aparecen muchas personas que saben y muchas que creen saber. Personalmente observo, escucho y analizo y decido a quién seguir y a quién escuchar.

Nadie me parece más gurú que otro. Leyendo los tweets durante el congreso puedo decir que, en alguna de las ponencias, se ha tratado al ponente como si fuera un auténtico gurú, cuando en realidad no estaba contando nada que no sea obvio o que no pueda ser contado por alguien que se dedica al Social Media desde hace algún tiempo. Alguien puede tornarse gurú o no dependiendo del público que le siga y lo alto que lo ensalcen.

Este medio va tan rápido que es mejor aprender que luchar contra posibles gurús.

La actitud 2.0

Todavía queda mucho trabajo que hacer en este aspecto. El Social Media es escuchar, aprender y compartir. Hay que tener la menta abierta y, entre los 700 asistentes al congreso, he notado que no todo el mundo ha hecho este ejercicio. Existe aún demasiada mentalidad empresarial de la vieja escuela. Todavía estamos anclados a ciertos patrones que no funcionan en el mundo virtual y que hay que romper con ellos.

Seguimos hablando de audiencia, indicadores cuantitativos, ROI, competencia… Esto último me hace mucha gracia: analizar qué hace mi competencia está bien, pero…. ¿Cómo sabes que lo que tu competencia está haciendo en Social Media es lo que está bien? ¿Por qué en Facebook tiene más fans que tú?. Lo que en el mundo empresarial marcaba hasta ahora la dirección de una empresa recibe una vuelta de tuerca desde el mundo virtual; nada más necesario que un cambio de actitud para ser capaces de integrarnos correctamente.

Friki: serlo y reconocerlo

Cada vez que en el congreso se mencionaba que somos unos frikis, se oían risas de aceptación. Pero no por parte de todos los asistentes. Algunos, creo que hasta se sentían ofendidos.

Los que ya han dado esa vuelta de tuerca y han entendido el concepto 2.0 son, sin duda, los que se sienten unos frikis, lo reconocen y, encima, se enorgullecen. Pues sí, y me incluyo en este grupo. Si friki es alguien que se sale de la “normalidad”, que cree que Matrix existe y que, encima lo disfruta, soy friki. Y, como yo, unos cuantos más. Son los que no han intervenido con preguntas fuera de lugar, los que han twitteado con ingenio, los que han sacado provecho de estos dos días, no a nivel de contenido (o sí) sino a nivel de relaciones que, al final, es de lo que se trata esto del Social Media.

Desde luego, este congreso da para mucho más (tengo una larga lista de temas sobre los que escribir), pero creo que como reflexión inicial en el día de la resaca del #cofibri, está bastante bien.

Cuidado con lo que dices, que te lo twittean

Y como reflexión final, y en clave de humor, destacar alguna anécdota:

– Los asistentes al congreso que, en muchos casos, no nos conocíamos físicamente, nos comunicábamos durante las ponencias vía Twitter, aunque estuviéramos sentados uno al lado del otro.

– Ha sido el primer evento en el que los asistentes miraban más hacia abajo que al ponente (no mirábamos al suelo, twitteábamos con nuestros smartphones): ya lo he dicho, somos frikis.

– #congresosmm ha sido Trending Topic en Twitter durante los dos días y el día siguiente. Y casi llegamos a convertir #cofibri en TT. Para quien no lo sepa (que seguro que muchos no lo sabéis), cofibri es la forma en la que la presentadora anunció la pausa para el café el primer día de congreso (lo que viene siendo el coffee break de toda la vida). Moraleja: Los twitteros no tienen piedad.

NOTA FINAL: Para conocer los detalles de las ponencias, buscad el hashtag #congresosmm en Twitter. Seguro que pasáis un rato divertido.

Publicado en Marketing Directo.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios