Intel presenta sus nuevos discos SSD

Europa Press

Intel Corporation ha anunciado el primer SSD (Solid State Drive o Disco duro de estado sólido) de su nueva gama: el Intel Solid-State Drive 510 Series. La velocidad de su interfaz SATA es de 6 Gigabits por segundo, y aprovecha la transición a los nuevos buses SATA, introducidos en las plataformas para la Segunda generación de procesadores Intel Core recientemente presentados.

Capaz de alcanzar tasas de transferencias de datos de hasta 500 MB/s, el Intel SSD 510 dobla la velocidad de lectura secuencial de los SSD actuales de la compañía con interfaz de 3 Gbps, y con una velocidad de hasta 315 MB/s, superando en más de tres veces sus tasas de escritura secuencial, lo que permite transferir más datos en menos tiempo.

Además, el Intel SSD 510 ofrece las velocidades de lectura y escritura secuenciales más elevadas de entre todos los SSD SATA disponibles hoy en día, con lo que ofrece unas prestaciones que superan a los discos duros tradicionales en hasta un 50%, según Intel.

Frente a los discos duros mecánicos convencionales, los SSD no sólo ofrecen una mejor respuesta general del sistema, sino que, al no contar con componentes móviles, son más resistentes, consumen menos energía y son más silenciosos. De esta forma, los SSD contribuyen a reducir los tiempos de arranque de un sistema y permiten iniciar aplicaciones y abrir archivos con mayor rapidez, al tiempo que agilizan la salida de hibernación del sistema.

El Intel SSD 510 Series emplea la memoria flash NAND en proceso de fabricación de 34 nanómetros, con velocidades de lectura y escritura de hasta 500 y 315 MB/s respectivamente, en la versión de mayor capacidad.

Los SSD de Intel están a la venta en todo el mundo a través de varios distribuidores, comercios y tiendas Web como Newegg.com o Amazon.com. Este producto se comercializa en modelos de 250 y 120 GB, con un precio de 584 y 284 dólares respectivamente, en lotes de 1.000 unidades. Ambos productos ofrecen una garantía limitada de 3 años.

La versión de 120 GB es la elección perfecta para sistemas con varias unidades, como las configuraciones híbridas SSD/disco duro mecánico, cada día más populares. En este tipo de configuraciones, el equipo accede al sistema operativo, los juegos y las aplicaciones desde el SSD.

Los usuarios de los SSD de Intel aprovecharán Intel SSD Toolbox con Intel SSD Optimizer, una aplicación gratuita que ofrece a los usuarios de Microsoft Windows una suite de herramientas de gestión, información y diagnóstico que les ayudará a mantener la integridad y prestaciones de sus SSD.

Para facilitar el proceso de instalación en un sistema, todos los usuarios de SSD de Intel podrán descargarse de manera gratuita el Intel Data Migration Software de la compañía, con el que clonar todo el contenido de cualquier unidad que ya tuvieran (SSD o disco duro), a cualquier SSD de Intel.

 


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios