Tablets: otro tren perdido por Microsoft

En las dos grandes ferias tecnológicas de principios de año, CES de Las Vegas y MWC de Barcelona, se han visto y se ha hablado mucho de tablets. Y siempre, con dos grandes protagonistas: Apple y su iPad, gran referencia del sector, y Android y su Honeycomb, como sistema operativo de los competidores más capacitados del anterior.

Y mientras tanto, ¿dónde estaba Microsoft? La respuesta es simple: sencillamente, no estaba.

Y es que el de las tablets se ha convertido en otro tren que Microsoft está dejando pasar, mientras otros marchan subidos en él a velocidad de AVE. La compañía canceló su proyecto de una tableta propia, Courier, y también ha pospuesto varias veces el anuncio de tablets funcionando sobre Windows 7.

Resultado: se supone que 2011 será el año de la explosión de las tablets (hay quien habla incluso del comienzo de la “era post PC”). Y Microsoft tiene toda la pinta de ir a perdérsela.

La situación recuerda mucho a la vivida en el sector de los smartphones: Microsoft tardó demasiado en reaccionar al lanzamiento del iPhone primero, y de Android después. Cuando finalmente presentó Windows Phone 7, la desventaja sobre sus rivales era ya muy grande. Tal vez insalvable, aunque se alíe con el mayor fabricante de móviles del mundo.

Dado este panorama, en The Guardian encontramos una estimación de lo que supone en términos financieros para Microsoft estar fuera del mercado de las tablets. Según la consultora Gartner, este año se venderán 55 millones de tablets y se dejarán de vender 25,8 millones de PCs, en muchos casos porque la gente se compra una tableta en lugar de un ordenador.

Esto supone para Microsoft dejar de ingresar 1.480 millones de dólares, o 1.100 millones de beneficios, teniendo en cuenta que gana (por licencias de software) 443 millones de dólares por cada 10 millones de PCs que se venden.

Eso en el supuesto de que se venden menos PCs por “culpa” de las tablets. Pero recordemos que el año pasado Steve Ballmer cobró sólo el 50% de su bonus como “castigo” a la falta de acierto en la estrategia para el sector móvil (smartphones y tabletas). O sea, que algo de preocupación debe haber en Microsoft…

Además, hay otro factor un poco mas intangible, como es el del reconocimiento de la marca. Si hablamos de tablets, lo primero que nos viene a la cabeza es, claro, el iPad. Y después, Samsung, LG, HTC, HP, Motorola o RIM, entre otros, van a pelear fuerte este año para hacerse con un hueco en el mercado y en las preferencias del consumidor. ¿Qué espacio quedará para Microsoft cuando presenta (si lo hace) su apuesta?


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios