Así evolucionará el ciberdelito en la próxima década

La compañía de seguridad Kaspersky Lab ha hecho públicas sus previsiones sobre cómo evolucionará el cibercrimen entre 2011 y 2020. El análisis de los principales cambios en la seguridad de la última década y las tendencias emergentes en el desarrollo de ordenadores personales, teléfonos móviles y sistemas operativos son las bases del informe.

El principal hito de la próxima década será el final de la hegemonía de Windows como sistema operativo dominante. Aunque el software original de Microsoft se mantendrá como la primera plataforma (por volumen de negocio), cada vez más usuarios accederán a sistemas alternativos.

El incremento de nuevos sistemas operativos afectará al proceso de creación de amenazas. Los ciberdelincuentes se centrarán en múltiples sistemas operativos y dispondrán de muchos dispositivos bajo control o se especializarán en ataques a empresas con plataformas basadas en Windows. La segunda opción, con toda probabilidad, será la que más interés que suscite.

Dos tipos de ciberdelincuencia

El espionaje comercial, el robo de bases de datos y los ataques a la reputación de las empresas tendrán una gran demanda en el mercado negro. Los organismos estatales de lucha contra la ciberdelincuencia se verán, igualmente, involucrados en el proceso, y tendrán que tratar sobre todo cuestiones relacionadas con la plataforma Windows, además de las últimas versiones de los tradicionales sistemas.

El segundo grupo de ciberdelincuentes centrará sus actividades en aquellos ámbitos que afectan a nuestra cotidianeidad, como el sistema de transporte y otros servicios. Hackear y robar estos sistemas, haciendo uso libre de ellos, o el intercambio de datos personales de los usuarios serán el principal foco de atención de la nueva generación de ciberdelincuentes, que harán de estas actividades su medio de vida.

La evolución de Internet hacia un popular medio de comunicación, entretenimiento y noticias, continuará en ascenso. La base de usuarios online se incrementará al incluir muchos dispositivos móviles inteligentes, capaces de usar la red para intercambiar o transferir información sin necesidad de intervención humana.

Los totnets (redes de ordenadores-zombi controlados a distancia), una de las amenazas más potentes en TI, evolucionarán de forma sustancial. Van a incorporar cada vez más dispositivos móviles con conexión a Internet y los ordenadores zombis, tal y como les conocemos, pasarán a la historia.

El viejo adagio “saber es poder” cobrará más fuerza que nunca. La lucha por obtener, manejar, almacenar y hacer uso de la información, sobre cualquier cosa o persona, definirá la naturaleza de las amenazas de cara a la próxima década.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios