BAQUIA

Con el WiFi perdemos un 30% del ADSL

Nadie discute la comodidad del WiFi. Ahora bien, lo que ganamos en comodidad lo perdemos en eficiencia y rendimiento, ya que la conexión inalámbrica “se come” un 30% del ancho de banda.

Esa es la conclusión de un estudio elaborado por Epitiro, una compañía especializada en medir la calidad de la conexión para grandes operadoras, que ha analizado la velocidad del ADSL de 14.000 voluntarios en Estados Unidos, España, Italia y Reino Unido.

En el caso de España, la velocidad media de las conexiones vía Ethernet es de 5,5 Mbps, frente a los 3,9 megas que alcanza el Wi-Fi. Es decir, por el aire “se pierde” un 30% del ancho de banda. La media de los cuatro países estudiados es de 6,7 y 4,6 Mbps respectivamente, con una pérdida del 31,6%.

Además de más lento, el WiFi es menos eficiente cuando utilizamos aplicaciones como juegos online, VoIP o videoconferencia, ya que se pierden más paquetes de datos y aumenta entre un 10 y un 20% el jitter, o variación del retardo de llegada de los paquetes.

Cuando estamos sencillamente navegando o utilizando el correo electrónico no se nota tanto el descenso de la eficiencia, ya que se manejan menores paquetes de datos. Aún así, estas funciones son casi un 20% más lentas a través del WiFi que del cable.

Uno de los motivos por los que el WiFi pierde potencia es porque debe competir dentro del hogar por el espectro radioeléctrico con otros aparatos, como mandos a distancia, microondas, walkie-talkies para vigilar bebés y, en general, cualquier dispositivo que emita ondas.

De este modo, para evitar que se nos vaya una parte de la conexión que tan cara pagamos, es recomendable comprar un router inalámbrico que opere en la frecuencia de 5 Ghz, menos congestionada que la banda de 2 a 4 Ghz donde funcionan la mayoría de aparatos de radiofrecuencia. Eso, o conectar el cable Ethernet al router.
 


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios