BAQUIA

La controversia es buena

Uno de los grandes cambios que produce Internet tiene que ver con la opinión. Cualquiera puede publicar la suya y el/la que lo hace no siempre tiene el criterio debido para hacerlo. ¿Eso es bueno o malo? Desde luego genera mucho ruido pero, a pesar de ello, sigo creyendo que bueno.

Venimos de un siglo, el XX, en el que solo tenían voz los grandes. Las opiniones eran documentos papales y solo las podían dar quienes tenían varios doctorados y gran prestigio universitario, político o empresarial. El siglo XXI es diferente, todos tenemos voz y el voto nos los suministran quienes nos leen y está en acuerdo o desacuerdo con nosotros. Nadie, por mucho prestigio que tenga, es en Internet intocable.

Por supuesto, si estamos hablando de un algoritmo, me merece más atención la opinión de un matemático que la de un lego pero eso no quiere decir que el lego no tenga voz. Pasa en todos los ámbitos de trabajo hoy en día. De todas partes surgen voces dispares que, con o son criterio, pretenden cambiar los paradigmas existentes. Si no estamos de acuerdo, hablemos de ello pero no aceptemos que “por no tener un doctorado en la materia” no podemos hablar del tema.

Lo que hace que Internet sea único, a pesar del ruido que provoca, es que muchas mentes brillantes expresan sus opiniones esperando simplemente abrir una controversia que nos enriquezca a todos.

Los individuos y las organizaciones deben adquirir la flexibilidad que no tenían en el siglo pasado.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios