El caos de Japón afecta a los suministros de los grandes fabricantes

Los efectos de la catástrofe que vive Japón empiezan también a trasladarse a la economía. La producción industrial del país está prácticamente paralizada, empezando por los dos sectores más potentes de la economía nipona, el automóvil y la electrónica.

Entre los fabricantes de coches, los daños se reparten en diferentes grados, desde los que han visto algunas de sus factorías destruidas por el terremoto y el tsunami hasta los que sólo han tenido que detener temporalmente la producción. Entre las más afectadas se encuentran Honda y Toyota, mientras que Nissan, Mitsubishi o Suzuki tienen paradas sus fábricas.

Con respecto a la electrónica, también están afectadas compañías como Sony, Panasonic, Fujitsu, Canon o Toshiba. Sony es por ahora la que ha sufrido más daños, con ocho fábricas cerradas, en las que se producen dispositivos ópticos, baterías de litio, discos Blu-ray o procesadores.

La paralización de estas fábricas podría tener consecuencias sobre toda la industria electrónica mundial, ya que en Japón se producen una buena parte de los componentes que llevan todo tipo de aparatos, desde PCs hasta smartphones, pasando por el mismísimo iPad.

Por ejemplo, de las fábricas japonesas sale uno de cada cinco chips que se usan en todo el mundo, o el 40% de las memorias flash NAND (usadas en los smartphones) y el 13% de las memorias DRAM (memorias volátiles presentes en consolas y PCs). También se producen buena parte de las pantallas LCD de cristal líquido que utilizan los smartphones.

De hecho, ya se ha empezado a notar un aumento en el precio de estos componentes en los mercados internacionales. En el mercado DRAMeXchange de Taiwán el precio de las memorias NAND ha subido un 23% entre ayer y hoy, y un 7.5% el de las memorias DRAM.

Compañías como HTC, Apple, Nokia, RIM, Motorola o Sony Ericsson dependen de estos componentes para fabricar sus dispositivos. Si la producción en Japón no se reanuda pronto, las consecuencias podrían trasladarse tanto al precio de sus dispositivos como a la cadena de distribución mundial.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios