¿Abandonará Microsoft al desafortunado Zune?

Un artículo de Bloomberg citando a fuentes de la empresa afirma que Microsoft dejará de fabricar su reproductor portátil Zune, y se limitará a desarrollar su software para la consola Xbox 360 y los móviles con el sistema operativo Windows Phone 7.

Zune pretendía ser la respuesta al iPod, pero nunca consiguió ser mucho más que una anécdota en el mercado de los reproductores. Hace años que se especula con el abandono del proyecto, pero la empresa ha renunciado antes a fabricar sus propios teléfonos y a dar soporte a Internet Explorer 6 que al rentable (para otros, al menos) mercado de los reproductores portátiles.

El responsable de desarrollo de negocio en Zune, Dave McLauchlan, escribió a la página Anythingbutipod señalando que no tienen nada que anunciar, aunque "este año el hardware de Zune serán los teléfonos con WP7", y ha evitado aclarar si tienen previsto lanzar nuevos modelos del reproductor.

Si hay una cosa que se le resiste a Microsoft son los dispositivos portátiles. La empresa de software más grande del mundo no ha conseguido hacerse con una presencia significativa en ningún dispositivo más pequeño que un portátil. Por un lado están los teléfonos móviles, en los que su software nunca ha llegado a brillar. Su último intento de fabricar sus propios móviles, con la línea Kin, terminó en fiasco.

También están las tabletas, un nuevo mercado en el que encontramos pocas o ninguna alternativa seria con Windows, y ahora Zune, la apuesta de Microsoft por los reproductores multimedia, podría dejar de fabricarse sin un gran éxito a sus espaldas.

Microsoft lanzó Zune en 2006, en plena fiebre de los reproductores MP3. En 2009 lanzó una nueva versión, Zune HD, que pretendía ir más allá de la música ofreciendo vídeo en alta definición y una pantalla para ver películas. Pero este dispositivo tampoco logró hacer frente a las diferentes generaciones del iPod, reinas absolutas de este mercado.

Entre tanto, Microsoft ha intentado combinar su hardware con distintas ofertas de servicios online, remodelando su tienda de música para asemejarla al popular iTunes de Apple y ofrecer música en streaming a cambio de una tarifa plana. Pero tampoco eso ha conseguido el adorado objetivo de plantarle cara, no digamos superar, al todopoderoso iPod.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios