Twitter: sólo aplicaciones oficiales, por favor

Europa Press

Twitter ha pedido a los desarrolladores que dejen de crear nuevos clientes que permitan a los usuarios leer, escribir y responder a los tuits de la red.

El responsable de la API y de la plataforma Twitter, Ryan Sarver ha asegurado en el grupo que Twitter tiene abierto en Google Groups que los desarrolladores deben dejar de crear clientes (aplicaciones no oficiales para acceder al sistema de Twitter) que permitan a los usuarios interactuar en la red de microblogging; en concreto, los que reproducen el comportamiento del cliente oficial.

"Los desarrolladores nos preguntan si pueden crear aplicaciones cliente que imiten o reproduzcan la experiencia general de usuario de Twitter. La respuesta es no", asegura Sarver. En lo que se basa para tomar esta decisión es en que ya ha publicado aplicaciones oficiales para las plataformas móviles como iOS, Android o Mac OS X, por lo que crear otros nuevos clientes sólo produciría confusión en los usuarios.

Hasta el momento, muchas personas han rechazado la aplicación o cliente oficial de Twitter a favor de alternativas como TweetDeck, Seesmic, TweetDeck o HootSuite, por lo que esta nueva medida puede ser un intento de Twitter para tomar el control del servicio y así aumentar los ingresos por publicidad y mejorar la comercialización. Recientemente, la compañía incorporó publicidad a sus aplicaciones móviles a través de los tuits promocionados que ya aparecían en la web.

Según afirma Sarver, el 90% de los usuarios utilizan las aplicaciones oficiales de Twitter y su investigación sobre el tema "muestra que los consumidores siguen confundidos por las distintas maneras que tiene el fracturado paisaje de clientes de Twitter para mostrar tuits y dejar que los usuarios interactúen con funcionalidades claves de Twitter". De ahí su decisión.

Sin embargo, ante la tensión producida por estas declaraciones, en una entrada posterior Sarver, junto con su compañero y jefe de aplicaciones, Raffi Krikorian, quiso aclarar las medidas tomadas. En primer lugar entró a definir qué es un cliente de Twitter y a qué público va dirigido y a partir de ahí, comenzó a considerar quiénes sí y quiénes no son tomados en cuenta como clientes de la red de microblogging.

"No considero que Instagram o Foursquare estén en ese grupo", es decir, no considera que estos dos sean clientes que tengan como prioridad realizar la misma función que Twitter, no son "clientes puros". Pero sí aprovecha para volver a incluir en el grupo de clientes a HootSuite y Seesmic. "Estamos hablando específicamente de clientes para usuarios. HootSuite y Seesmic se centran más en empresas y marketing".


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios