Netflix tendrá su propia serie

Netflix se ha hecho con los derechos de distirbución de House of Cards, el remake de una serie británica de los 90, tras superar las pujas de AMC y HBO con una suma no confirmada pero que, se especula, podría llegar a los 100 millones de dólares, aunque hay quien señala que la cifra será mucho menor.

La serie original retrataba las artimañas políticas de Francis Urquhart para convertirse en líder del Partido Conservador británico. La adaptación contará con el actor Kevin Spacey y el director de La red social, David Fincher, y según Deadline Hollywood, que es quien ha dado la noticia, Netflix ha contratado ya dos temporadas, o 26 episodios, una apuesta fuerte para un recién llegado a la producción de contenido.

Después de pasar años trabajando en Amazon, un ex directivo de la división de venta de música dijo que tratar con las discográficas había sido "un dolor en el culo". Y sospechamos que las productoras de cine y televisión no soy muy distintas, al menos cuando se trata de nuevos modelos de negocio. Así que no es de sorprender que Netflix, que alquilando películas por Internet se ha convertido en un ejemplo de nueva empresa, intente librarse de ellas de vez en cuando.

Al margen de las bromas, el contenido original puede ser un refuerzo para Netflix ante la nueva competencia, ya sea la de Amazon o los primeros experimentos de los estudios de Hollywood para alquilar películas directamente en Internet, como está haciendo Waner Bros con El caballero oscuro.

Otra cuestión es que aunque la serie nueva sea un éxito, aquí tardaremos en verla dado que por el momento, Netflix sigue sin estar disponible en España.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios