En Twitter, los alegres no juegan con los tristes

Es probable que si nos pidieran clasificar a los usuarios de Twitter colocásemos a los famosos por un lado, y a la gente corriente por otro. O a los que actualizan cinco veces al día por un lado, y a los casi mudos por otro. Podríamos dividir entre los que utilizan Twitter por trabajo y los que lo hacen por afición, con una zona gris en el medio. Pero quizá, la auténtica división sea la que separa a los alegres de los tristes.

Un estudio realizado en Estados Unidos señala que las personas que escriben cosas positivas tienden a interactuar con otras igual de positivas, mientras que los usuarios que utilizan palabras como "soledad" suelen terminar hablando, retwitteando y respondiendo a otros con su misma sensación.

Los investigadores siguieron durante seis meses a 201.009 usuarios activos de la red de microblogs, utilizando un programa informático para identificar las palabras y expresiones que indicaban alegría o tristeza. Después, analizaron cómo se relacionaban entre sí los miembros de los dos grupos.

El equipo de descubrieron que a la hora de interactuar, la gente prefiere tratarse con gente de sentimientos similares, por encima de distinciones como la edad, la raza o el sexo. En otras palabras, a la gente que se siente sola no le apetece hablar con ese plasta tan alegre y prefiere hablar con otros en su misma situación, mientras que a los alegres les da pereza hablar con esos tan deprimentes, cuando pueden comentar otros tweets más positivos.

No es la primera vez que alguien utiliza Twitter para medir el estado de ánimo de la gente. Y como no hay estudio de medios sociales sin aplicación, ya hay quien señala que las empresas pueden afinar mejor su comunicación en Twitter, una vez consideren si quieren dirigirse a los optimistas (y venderles unas vacaciones) o a los pesimistas (y venderles un seguro).


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios