El NYT adopta el sistema de pago de iTunes

La versión de pago de The New York Times, que entrará en vigor a finales de marzo, será más cara que la impresa y adoptará la polémica tarifa por suscripción de Apple, que ha disgustado a algunos desarrolladores que venden su contenido en iTunes, incluyendo periódicos europeos. Las autoridades estadounidenses están revisando el sistema por si pudiera considerarse monopolio.

De hecho, el diario es la primera gran cabecera que acepta las normas del nuevo servicio de suscripción de iTunes, que implican ceder a la empresa de la manzana un 30 por ciento de lo que paguen los suscriptores con iPhone, iPad o iPod Touch.

El precio será de 15 dólares por cuatro semanas por acceso completo desde aplicaciones para móviles. Si utilizamos la versión mejorada para iPad (o, suponemos, otra tableta), la factura se pone en 20 dólares, y si lo que queremos es poder leer las noticias del periódico desde cualquier cacharro, nos cuesta 35 dólares por las cuatro semanas.

Los que paguen la suscripción en papel también tendrán acceso completo a la versión digital, a un precio que (en función de dónde estén) puede ser menor al de la versión sólo electrónica. Los precios finales son algo superiores a lo que se esperaba, y el que haya diferentes precios por diferentes dispositivos podría resultar algo impopular.

Lo llamativo, o lo novedoso, es que el diario neoyorquino no quiere desaparecer completamente de la red, así que hará dos grandes excepciones: con el tráfico ocasional al permitir un máximo de 20 artículos al mes en la propia página, y con los enlaces. Además, la página de inicio seguirá siendo gratis para todo el mundo, y los que tengan la aplicación en su teléfono o tableta podrán ver la sección de Top News.

Esto implica que la gente podrá poner un enlace al NYT en Facebook, en Twitter o en un blog, y sus usuarios podrán leerlo sin problemas aunque no estén suscritos. Así es como el periódico intenta seguir siendo relevante para la gente que no está dispuesta a pagar por las noticias, y de paso no acabar con su posicionamiento de un solo golpe.

Pese a las excepciones y artimañas, el paso a servicio de pago sigue siendo arriesgado. El diario británico The Times, propiedad de la empresa de Rupert Murdoch News Corp, perdió a la inmensa mayoría de sus lectores al hacerse de pago. Otros diairos están experimentando con quioscos online, como los de Google o Yahoo, mientras emprendedores del sector de la tecnología proponen sus propios servicios de prensa, como Ongo, una barra libre de noticias de varias cabeceras a cambio de una cuota mensual.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios